"La insuficiencia venosa crónica es causada por el uso frecuente de tacón alto"

"

Evite utilizar fajas y cinturones demasiado ajustados. La manera de prevenirlas es realizando actividades físicas como caminata, aeróbicos o natación

"

"

"

"

Al usar la media de comprensión se va a tener colapsada la vena, por lo que tendrá un flujo mucho más rápido

San Pedro Sula

La enfermedad venosa crónica es un mal que lo sufren las personas de la tercera edad y también las mujeres jóvenes.

La mayoría que sufre esta enfermedad venosa acude de manera tardía al médico, es decir, cuando presenta úlceras incapacitantes, advierte José Luis Camacho, angiólogo y cirujano vascular del Hospital Ángeles del Pedregal de México.

Este padecimiento origina que el flujo de sangre se acumule en las piernas y no llegue al corazón, precisa.

A nivel mundial, asegura, la incidencia de la enfermedad es de entre 25 y 50%; en México se reporta que un 70% la padece y de este porcentaje hasta 20% desarrolla úlceras.

“La úlcera puede ser muy incapacitante porque generalmente se da en sitios de flexión, en este caso del tobillo, y al caminar se tiene dolor. Son personas de entre 30 y 40 años. Esto se espera en ancianos”, alerta.

El especialista afirma que las mujeres son quienes se ven más afectadas por esta enfermedad, pero algunos hombres pueden sufrirla.

“En cada ciclo menstrual hay cambios hormonales que también conllevan a una dilatación de venas. Si se suman los períodos a lo largo de su vida, ya llevan varios años teniendo esos cambios, y eso va debilitando sus venas progresivamente”, comenta.

Los factores de riesgo son: la obesidad, sedentarismo, pasar mucho tiempo sentado o parado y el uso de zapatos de tacón alto.

Ejercicio y más.

Indica que la obesidad incrementa la presión en las venas a nivel de tobillos, en tanto que el sedentarismo y estar parados por mucho tiempo provoca la disminución del flujo venoso. Con la edad avanzada, las venas se van haciendo débiles.

Se puede presentar cambios de coloración en la piel, los cuales suceden porque la presión aumentada en las venas del tobillo condiciona la salida de líquido, que es plasma, tiene hierro y mancha la piel de un color obscuro.

Un signo evidente de la enfermedad son las venas visibles y dilatadas, en tanto que también se presenta dolor, pesadez, cansancio e hinchazón en los tobillos. Puede originar coágulos, los cuales pueden causar trombosis y ésta, a su vez, embolia.

La licenciada en educación física Suyapa Padilla recomienda realizar ejercicio diario por lo menos 30 minutos. Dirigido a extremidades inferiores.

Tratamiento

1. Para tratar el padecimiento hay fármacos que se emplean para el control de síntomas. En caso de trombosis se prescriben anticoagulantes. Y el usar a diario, medias de compresión para la mujer y calcetines de compresión para el hombre.

2. Para mejorar la circulación venosa: caminar descalzo sobre las puntas de los pies durante unos minutos. Parado levantarse sobre las puntas de los pies unas veinte veces. Descansar con las piernas elevadas por lo menos 20 minutos.

3. Evitar el uso de zapatos con tacón demasiado alto. La altura recomendada del tacón debe ser de tres a cuatro centímetros. Puede alternarlos con calzado bajo. No pase mucho tiempo sentada o parada, ya que esto hace que su problema se afecte más.

4. Acuéstese sobre la espalda y los pies elevados por un soporte, mover los pies hacia los lados cinco veces. Aumentar una vez por día hasta llegar a 20. En la misma posición mover los pies hacia delante y atrás. Comience con cinco movimientos y aumente uno por día hasta llegar a 20.

Masaje de drenaje linfático

El naturópata Francisco Rodríguez comenta que para contrarrestar la enfermedad venosa crónica sométase a un masaje de drenaje linfático, el cual le ayudará a mejorar la circulanción sanguínea.

Cuando se realiza este tipo de masaje se trabaja el sistema linfático mejorando su funcionamiento para que el organismo esté bien.

Al remover el sistema linfático se ayuda al organismo a liberar las toxinas y radiacales libres que se presentan en el sistema. El masaje de drenaje linfático se hace a un ritmo lento para ir trabajando en los ganglios linfáticos. Estos movimientos ayudan a que el paciente se realaje.

Cuando una persona tiene la enfermedad venosa crónica, las venas y arterias están bloqueadas, al hacer el masaje se activa el sistema y mejora la circulación.

El masaje puede realizarlo una vez a la semana.

Es importante identificar qué está más afectado, la vena o la arteria.

Si las afectadas son las venas se debe hacer un movimiento de abajo hacia arriba, (del pie hacia el corazón). En caso de ser una arteria, el masaje es de arriba hacia abajo, (del corazón hacia los pies).

El masaje ayuda a eliminar la pesadez y la hinchazón en las extremidades.

Evita la retención de líquidos y ayuda a desaparecer la celulitis.

Otro tipo de tratamiento es a base de plantas. Se puede consumir la fruta o el jugo de arándano. Tomar infusión de cola de caballo.

En caso de inflamación, aplicarse cataplasma de barro. De forma interna tome sábila con vitmaina E y C. Y el polvo de uva se consume con agua, que es un fuerte antioxidante.

"