TEMAS DESTACADOS

Comer frente a la pantalla, un peligro oculto para la salud

El sobrepeso, bacterias y salud mental, las consecuencias. Es saludable socializar a la hora del almuerzo para desestresarse, pero no se olvide del covid.

Redacción.

Desde las redes sociales hasta los videojuegos, pasando por la televisión y las plataformas de contenido en “streaming”. No importa de qué forma nos expongamos a esta distracción de comer frente a una pantalla, las consecuencias sobre nuestra alimentación son igual de nocivas.

Uno de los inconvenientes puede deberse, en el caso de los trabajadores, a la falta de tiempo, pero ¿sabía que el escritorio de trabajo es considerado uno de los ambientes más contaminados que existen? Solo nuestro teclado, mouse y mesa contienen 400 veces más bacterias que un baño.

Eso no es todo. Como se ha dicho en diferentes oportunidades, comer frente al escritorio puede generar sobrepeso.Los estudios indican que la alimentación es una actividad que debe concentrar todos nuestros sentidos.

Si estamos atentos a otras cosas no mediremos las cantidades de alimentos y a la larga comeremos más porque al hacer eso perdemos la noción de cuando ya estamos saciados.

$!No masticar bien los alimentos por estar distraído frente a la computadora puede ser perjudicial para su salud digestiva.

En el caso de niños y jóvenes entra en juego el factor entretenimiento: “Cada vez hay más estudios en España sobre el tiempo que pasan los niños y adolescentes viendo pantallas, entre 3-4 horas de media”.

El tiempo que están comiendo también están con las pantallas. Esto hace que coman más y de peor calidad. Porque ver una película o jugar a los videojuegos se asocia a tomar comida basura, productos de mala calidad nutricional o ultraprocesados”, comenta Andrea Calderón, profesora de nutrición y secretaria científica de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.Trastornos

La prevalencia de los atracones es mucho más alta de lo que se cree. Si bien existe un despunte de esta enfermedad, también es cierto que, tal y como considera Calderón, “antes no se hablaba de ese tema, al igual que sucede con otros trastornos de la conducta alimentaria como la anorexia o la bulimia.

De hecho, no hace tantos años que existe un diagnóstico de trastorno por atracón. No se diagnosticaba”. El impacto del tiempo frente a las pantallas se podría encontrar en lo que reemplaza.

Si los niños y adolescentes pasan un tiempo excesivo frente a una pantalla quizá no realicen otras actividades saludables, lo que incluye el ejercicio, dormir o pasar tiempo con otras personas, todo lo que fomenta la salud mental.Recomendaciones

Cerciórese de que a la hora de las comidas no se usen aparatos digitales. Ponga todos los dispositivos en otro lugar y enfóquese en los alimentos y en cada uno. Revertir esta mala costumbre requiere un esfuerzo, pero es posible.

“Debemos intentar comer con la televisión apagada y evitar tener el ordenador al lado”, recomienda la experta. Además, comer de forma consciente -lo que también se conoce como “mindful eating”- tiene muchos beneficios para la salud.

Como prestamos mayor atención a las señales de saciedad, controlamos mejor el apetito y se dan condiciones más favorables para tomar vegetales, que por su contenido en fibra también nos ayudarán a saciarnos. Asimismo, facilita que disfrutemos más de las personas que nos rodean.