Es indispensable que revise la salud de su corazón.
Es indispensable que revise la salud de su corazón.

Uno de cada 100 niños en Honduras nace con problemas cardiacos

La escasez de cardiólogos pediatras es uno de los mayores problemas en Honduras

San Pedro Sula, Honduras.

En promedio se practican 15 cardiocirugías al mes en niños que nacen con cardiopatías congénitas en Honduras.

Estas son las malformaciones más frecuentes en los recién nacidos y consisten en anomalías del corazón que se desarrollan antes del nacimiento del bebé. Uno de cada 100 padece de una cardiopatía congénita, y la cantidad de cardiólogos pediatras en Honduras es limitada.

Anualmente nacen 213,000 niños en el país, lo que indica que 2,134 menores necesitan el servicio de un cardiólogo pediátrico, y en el país solo existen de 8 a 10 especialistas en el área a nivel nacional, según estadísticas del Hospital María en Tegucigalpa.

LEA: Préstele atención a la señales, pueden terminar en un infarto

También: Conozca de qué nutrientes se alimenta el corazón

Estas patologías tienen lugar tras una formación anómala del corazón durante el desarrollo embrionario, de tal forma que no se producen los cambios necesarios para que el resultado final sea un órgano sano y normal.

El resultado es que, al nacimiento, el corazón no ha terminado de formarse y por tanto tiene carencias que le van a hacer que, más pronto o más tarde, pueda fallar y afectar la vida del niño.

Además: Pistas en el sistema inmunitario sobre por qué la covid es menos fuerte en niños

Sobre las cirugías

La insuficiencia cardiaca con retraso en el crecimiento es la principal complicación de una parte importante de las cardiopatías, sobre todo en lactantes antes de corregirse. Se produce por diversas causas y repercute en la dificultad para la alimentación, en el manejo de líquidos y en la mala absorción de nutrientes.

Es fundamental actuar con rápidez desde el diagnóstico del problema cardiaco, anticipándose a la desnutrición y no esperando a que aparezca, ya que en este caso será mucho más difícil lograr una buena nutrición. El programa de cirugías de corazón está creado para identificar a los pacientitos que requieren atención por problemas congénitos de corazón.

Un alto porcentaje requiere de estas intervenciones para sobrevivir incorporándose, tras una o varias cirugías, a una vida normal. El tratamiento definitivo de las cardiopatías congénitas son las intervenciones por cirugía o por cateterismo.

Apoyo del Hospital María

El centro asistencial cuenta con un programa nacional de cirugías y cateterismos cardiacos en niños, único en el país, habiendo realizado a la fecha más de 1,146 procedimientos.

El hospital María, Especialidades Pediátricas (HMEP) es un proyecto financiado por la fundación María, la construcción comenzó en octubre del 2000 y concluyó en abril de 2004. En enero de 2002, la fundación María donó este centro hospitalario al Gobierno.

Según la Organización Panamericana de Salud (OPS/OMS), las anomalías congénitas son la segunda causa principal de muerte en recién nacidos y niños menores de 5 años en las Américas. Adicionalmente, se estima que uno de cada 33 bebés nace con un defecto congénito en el mundo.

comentarios