Es indispensable que se haga una revisión periódica tanto del corazón como de otros órganos.
Es indispensable que se haga una revisión periódica tanto del corazón como de otros órganos.

Préstele atención a las señales, pueden terminar en un infarto

Al menos un 80% de las muertes prematuras por enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares pueden evitarse. Siga estos consejos

San Pedro Sula, Honduras.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que en 2030 casi 23.6 millones de personas morirán por alguna enfermedad cardiovascular, los especialistas aseguran que estos males cardiacos van en aumento cada día en Honduras, sobre todo en la población joven, lo que provoca un riesgo mayor de ser parte de estas estadísticas.

La obesidad, la diabetes, el sedentarismo y el colesterol están incidiendo para que más personas mueran a causa de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, enfermedades que se pueden prevenir tomando conciencia y responsabilidad de nuestra salud.

“En el país no contamos con estadísticas; sin embargo, a nivel global se estima que uno de cada 10 de personas entre los 30 y 70 años fallecen de padecimientos cardiovasculares”, dice Haroldo López, cardiólogo intervencionista y jefe del servicio de cardiología del Instituto Nacional Cardiopulmonar.



El corazón es el músculo más fuerte del cuerpo; sin embargo, también puede volverse vulnerable debido a factores de riesgo. Muchas personas experimentan un infarto silente o (infarto silencioso) que es aquel que el paciente no ha percibido síntomas.

PARA SABER
El colesterol alto a expensas del LDL y/o HDL bajo que puede estar presente con la obesidad pueden provocar mayor probabilidad de sufrir un infarto del miocardio.

“Existe en realidad lo que comúnmente se denomina preinfarto que desde el punto de vista médico es la angina inestable siendo esta una real urgencia cardiológica donde cada minuto es valioso por la alta probabilidad de desarrollar un infarto del miocardio”, explica el médico.

je-2pagina3-300920(800x600)
Usted debe conocer cuáles son los síntimas de un infarto o paro cardiaco.



Reconozca un infarto.

Si bien es importante cuidarse para evitar padecer una ECV, también es necesario conocer cuáles son esos signos a los que hay que prestarles atención en caso se llegue a sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

Ataque cardíaco
• Molestias en el pecho que duran más de unos minutos o
desaparecen y regresan.
• Malestares en otras partes del cuerpo como brazos, espalda, cuello o estómago.
• Falta de aire con o sin molestia en el pecho y sudor frío, aturdimiento o náuseas.

Accidente cerebrovascular
• Entumecimiento o debilidad repentina de cara, brazo o pierna de un lado del cuerpo.
• Dificultad para hablar o comprender.
• Problemas repentinos para ver o caminar.
• Pérdida del equilibrio y coordinación.
• Dolor de cabeza repentino y severo, sin causa conocida.

Qué hacer

Haroldo López, quien también es especialista en medicina interna, dice que el reconocimiento de un padecimiento de manera temprana debe de llevarnos como primer objetivo a un control optimo para disminuir la posibilidad de enfermedad cardiovascular.

EN DETALLE
La OMS indica que 17.7 millones de personas murieron a causa de enfermedades cardiovasculares en 2015 a nivel global, representando un 31% de los fallecimientos al año.

En el caso particular de la diabetes como pilar fundamental es tener un consejo nutricional con el fin de tener un mejor control, de manera general debemos de eliminar las azúcares, disminuir la cantidad de carbohidratos sustituyendo con vegetales y carnes blancas, junto a esta medida tener actividad física de manera constante por lo menos cinco veces a la semana.


Así cuide su corazón

*Reduzca el consumo de bebidas azucaradas; prefiera agua o jugos naturales sin azúcar.

* Coma frutas en lugar de dulces.

* Limite los alimentos procesados y enlatados.

* Trate de comer cinco porciones de frutas y verduras al día.

* Limite la ingesta de bebidas alcohólicas.

* No fume

* Practique 30 minutos de ejercicio, cinco veces por semana.

* Haga (yoga, zumba y hasta entrenamiento funcional) e invite a su núcleo cercano.

* Practique ejercicios de respiración o meditación

* Chequee su presión

* Realice los controles de glucosa con frecuencia y estructuradamente

* Disminuya el consumo de café

* Reduzca exceso de peso y cuide su cintura.

comentarios