28/05/2024
01:47 PM

Día de fiesta real

La vejez y los ochenta años no impiden que la monarca Isabel de Inglaterra siga ejerciendo sus funciones.

La vejez y los ochenta años no impiden que la monarca Isabel de Inglaterra siga ejerciendo sus funciones.

El jueves fue un día muy ocupado, pero satisfactorio.

Por la mañana participó en el desfile por la celebración del día de fundación del Hospital Chelsea. Recibió el saludo oficial de la armada británica y los honores respectivos.

Acompañada de su esposo, el príncipe Felipe, la monarca compartió momento especiales y hasta develó una placa conmemorativa por el apoyo hacia este centro médico de Londres.

El hospital fue fundado por el rey Carlos II en 1682 y es un lugar de descanso para soldados retirados.

Ese mismo acto es aprovechado para celebrar el día de Oak Apple, que conmemora simbólicamente el escape del rey después de la batalla de Wordester en el año de 1651.

En esa época fue capturado por el parlamento, para hacerlo abdicar.

La velada real

Una vez culminado el desfile, la soberana se trasladó al palacio real, donde se preparó para la gala de ballet, de la cual ella fue la protagonista principal.

El ballet real ofreció un lujoso espectáculo para festejar los 80 años de su alteza, cumplidos hace varias semanas.

El encuentro también fue disfrutado por su consorte en la Casa de Ópera Real.

Isabel de Inglaterra compartió con las bailarinas, a quienes felicitó por el gran espectáculo brindado en su honor.

Los festejos por su aniversario natal continuarán y para julio está prevista la gran gala en el castillo en que habita.

Toda la monarquía del mundo se prepara, sin excepciones, para hacerle los honores a la reina más veterana del mundo y la que más años lleva en el trono.