Aislinn Derbez muestra la realidad del cuerpo postparto

La actriz de 'La casa de las flores' ha compartido una imagen suya a los tres meses de ser madre para animar a todas las mujeres que, como ella, se han sentido mal alguna vez viendo las fotos de celebridades que han recuperado sus figuras en tiempo récord tras dar a luz

La actriz Aislinn Derbez es hija del comediante Eugenio Derbez. Foto: Grosby Group.
La actriz Aislinn Derbez es hija del comediante Eugenio Derbez. Foto: Grosby Group.

Ciudad de México.

La actriz mexicana Aislinn Derbez ha publicado una foto en bikini sacada hace tres meses, pasados tres del nacimiento de su primera hija. Su intención con ese gesto es luchar contra "la presión social por regresar a la normalidad" tras ser madre, ya que no se le escapa que muchas mujeres, incluida ella misma, pueden sentirse mal al ver a las celebridades "presumiendo de cuerpazo" como "si nada les hubiera pasado a nada de haber parido".

"No hay nada más lejano a la realidad de la gran mayoría... Cuánto daño nos hace, ¿verdad?", asegura en el mensaje con el que ha acompañado una comparativa del antes y el después de su físico, en el que se ha sincerado acerca de su propia experiencia a la hora de recuperar su figura, que define con total sinceridad como un "proceso lento y nada fácil".

View this post on Instagram

Quiero dedicar esto a todas esas mamás en posparto que sentimos la presión social de regresar a la normalidad; a las que nos hemos sentido mal al ver otras mamás presumiendo “cuerpazo” o que se muestran “perfectas” como si nada les hubiera pasado a nada de haber parido. Porque no hay nada más lejano a la realidad de la gran mayoría... uff cuánto daño nos hace verdad? Y casi nadie habla al respecto... qué difícil es para todas a las que no nos pasa así. Cuánto daño hace compararnos. Creo que las redes sociales deben transmutar para hablar de lo real, lo humano y lo vulnerable, no solamente lo “perfecto”. Para mí en lo personal fue un proceso lento (y nada fácil). Tenía prisa por regresar “a la normalidad” pero estaba estancada con muchos kilos encima los primeros 5 meses de posparto. Durante un tiempo hacía ejercicio todos los días y no veía resultados. Hasta que paré todo y me dediqué a indagar más adentro, a ser más respetuosa, más amorosa y más agradecida con mi cuerpo. A darle tiempo, espacio y paciencia a mi cuerpo. A sanar no solo lo físico sino lo profundo. A confrontar y digerir tantos cambios y tomar de lleno la nueva responsabilidad que te obliga a dejar la inmadurez atrás. A darme cuenta cuánta seguridad había puesta en “regresar a la normalidad”... y si nunca regreso? Me pasó mil veces por la mente. Y después me di cuenta que sí, en efecto, nunca regresaré porque soy otra persona. Una gran parte de mí se murió en el parto y nació otra desconocida para mí. Y así como los bebés que cuando nacen todo es nuevo, no entienden nada, están en crisis constantes y necesitan mucha contención; el post parto (si nos permitimos vivirlo) también está lleno de crisis, es muy salvaje, solitario, crudo y hermoso a la vez. Y nadie nos puede contener como lo necesitamos más que nosotras mismas. Nadie que no lo haya vivido lo podría entender. Te sacude como pocas cosas en la vida, pero te curte desde lo más profundo para mostrarte quien realmente eres y de lo que eres capaz. Y ustedes, mamás, como lo han vivido? Y este post no valdría la pena sin mostrarles foto de como estaba hace 3 meses ?el cuerpo es sabio y responde al buen trato, sin matarme con dietas ni ejercicio

A post shared by ??????? ?????? (@aislinnderbez) on


"Yo tenía prisa por regresar 'a la normalidad', pero estaba estancada con muchos kilos encima los primeros cinco meses de posparto. Durante un tiempo hacía ejercicio todos los días y no veía resultados. Hasta que paré todo y me dediqué a indagar más adentro, a ser más respetuosa, más amorosa y más agradecida con mi cuerpo. A darle tiempo, espacio y paciencia a mi cuerpo. A sanar no solo lo físico sino lo profundo. A confrontar y digerir tantos cambios y tomar de lleno la nueva responsabilidad que te obliga a dejar la inmadurez atrás. A darme cuenta cuánta seguridad había puesto en 'regresar a la normalidad'".

La intérprete de La casa de las flores -la serie de Netflix que grabó estando embarazada de su pequeña Kailani (6 meses)- admite que en miles de ocasiones se angustió pensando que nunca volvería a sentirse ella misma y que, finalmente, ha aceptado que nunca lo hará: "Una gran parte de mí se murió en el parto y nació otra desconocida para mí", matiza.

View this post on Instagram

#semanamundialdelalactancia Creo que he pasado de todo... pensar que no iba a poder, dolores intensos, jurar que no es suficiente, perder la confianza, estar a nada de tirar la toalla, pensar que debo complementar con fórmula, informarme mejor, recuperar la confianza, ductos tapados, estrías, no poder bajar de peso, etc etc.. pero gracias a mi red de apoyo (@centro_luperca) y determinación ya pasó lo más difícil y ha sido la conexión más hermosa y el mejor regalo que le puedo dar a Kai para su salud y bienestar, ha valido la pena cada segundo, cada día es más fácil y ya llevamos casi seis meses de lactancia materna exclusiva y vamos por muchos meses más (ojalá) #sisepuede #noestamossolas #vivalalactancia (.)(.) ?

A post shared by ??????? ?????? (@aislinnderbez) on



La esposa del actor Mauricio Ochmann ha concluido su alegato echando mano del sentido común y recordando a todas las madres recientes que la pudieran estar leyendo que "el cuerpo es sabio y responde al buen trato" y prometiéndoles que ella ha conseguido lograr su meta sin 'matarse' con dietas ni ejercicio.

View this post on Instagram

Quiero dedicar esto a todas esas mamás en posparto que sentimos la presión social de regresar a la normalidad; a las que nos hemos sentido mal al ver otras mamás presumiendo “cuerpazo” o que se muestran “perfectas” como si nada les hubiera pasado a nada de haber parido. Porque no hay nada más lejano a la realidad de la gran mayoría... uff cuánto daño nos hace verdad? Y casi nadie habla al respecto... qué difícil es para todas a las que no nos pasa así. Cuánto daño hace compararnos. Creo que las redes sociales deben transmutar para hablar de lo real, lo humano y lo vulnerable, no solamente lo “perfecto”. Para mí en lo personal fue un proceso lento (y nada fácil). Tenía prisa por regresar “a la normalidad” pero estaba estancada con muchos kilos encima los primeros 5 meses de posparto. Durante un tiempo hacía ejercicio todos los días y no veía resultados. Hasta que paré todo y me dediqué a indagar más adentro, a ser más respetuosa, más amorosa y más agradecida con mi cuerpo. A darle tiempo, espacio y paciencia a mi cuerpo. A sanar no solo lo físico sino lo profundo. A confrontar y digerir tantos cambios y tomar de lleno la nueva responsabilidad que te obliga a dejar la inmadurez atrás. A darme cuenta cuánta seguridad había puesta en “regresar a la normalidad”... y si nunca regreso? Me pasó mil veces por la mente. Y después me di cuenta que sí, en efecto, nunca regresaré porque soy otra persona. Una gran parte de mí se murió en el parto y nació otra desconocida para mí. Y así como los bebés que cuando nacen todo es nuevo, no entienden nada, están en crisis constantes y necesitan mucha contención; el post parto (si nos permitimos vivirlo) también está lleno de crisis, es muy salvaje, solitario, crudo y hermoso a la vez. Y nadie nos puede contener como lo necesitamos más que nosotras mismas. Nadie que no lo haya vivido lo podría entender. Te sacude como pocas cosas en la vida, pero te curte desde lo más profundo para mostrarte quien realmente eres y de lo que eres capaz. Y ustedes, mamás, como lo han vivido? Y este post no valdría la pena sin mostrarles foto de como estaba hace 3 meses ?el cuerpo es sabio y responde al buen trato, sin matarme con dietas ni ejercicio

A post shared by ??????? ?????? (@aislinnderbez) on

La Prensa