Hondureños consumen 4.4 millones de partes de pollo frito a la semana

Hoy 6 de julio se conmemora el Día Mundial del Pollo Frito para destacar el aporte de este platillo originario del sur estadounidense y su inserción a la gastronomía global

Originario del sur estadounidense, este se considera también un plato típico hondureño.
Originario del sur estadounidense, este se considera también un plato típico hondureño.

San Pedro Sula, Honduras.

Cada 6 de julio se celebra el Día Mundial del Pollo Frito, una delicia surgida en el sur de Estados Unidos a inicios del siglo 19 y que tiempo después pasaría a convertirse en un platillo esencial de la gastronomía de muchos países.

En Honduras, el consumo de pollo frito y asado asciende a más de 4,400,000 partes de pollo semanales, lo que equivale a unas 640,000 partes de pollo a diario.

Esto quiere decir que el 25% de los hondureños compran pollo cocinado al menos una vez a la semana, según un comunicado que compartió la Asociación Nacional de Avicultores de Honduras (Anavih), a propósito de la conmemoración.

Entre rosticerías, glorietas y restaurantes existen aproximadamente 2,500 comercios dedicados a la venta de este producto a nivel nacional.

Cada hondureño invierte en promedio 80 lempiras en cada compra, lo que se representa en medio pollo, dos cuartos de pollo o tres piezas de pollo individuales.

En cuanto a las tendencias de consumo, un dato curioso es que el 75% de los consumidores de pollo lo prefieren frito, mientras el 25% restante prefieren una cocción asada o rostizada.

Para el rubro avícola, cuatro de cada 10 pollos producidos son destinados para su venta en restaurantes, lo cual significa un incalculable aporte de empleos para muchas familias hondureñas que subsisten de la venta de pollo frito.

La Prensa