Identifican ocho polos para el desarrollo económico de Honduras

La actividad económica nacional ha estado centrada en dos grandes centros poblacionales, situación que ha perpetuado las brechas, expone la investigación

“Honduras: Un enfoque territorial para el desarrollo”, está en la web del BID.
“Honduras: Un enfoque territorial para el desarrollo”, está en la web del BID.

San Pedro Sula, Honduras

Honduras ha centrado su actividad económica e inversión pública en dos centros poblacionales que, pese a generar un crecimiento sostenido tanto en Tegucigalpa como en San Pedro Sula, también ha provocado que se perpetúen las brechas sociales y económicas.

Lo anterior está expuesto en la investigación Honduras: Un enfoque territorial para el desarrollo, un documento elaborado por especialistas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para presentar un enfoque distinto de cómo enfrentar los retos de desarrollo del país.

A partir de los principales desafíos para el desarrollo inclusivo que identificaron los técnicos del organismo multilateral, deriva una propuesta de Estrategia Económica Espacial (EEE), desarrollada junto con la empresa GeoAdaptive LLC.

La estrategia abarca al territorio hondureño en su totalidad e identifica ocho polos productivos, clasificados en tres categorías: detonante (verde), consolidado (rojo) y potencial (azul).

JG Polos de Desarrollo(800x600)

Conforme a la identificación, Copán, Islas de la Bahía, Choluteca y Juticalpa han sido clasificados como detonantes, es decir, áreas con oportunidades de consolidación para promover el desarrollo regional y que han sido parte del sistema productivo, pero no han gozado de importancia.

San Pedro Sula y Tegucigalpa reciben la categoría de consolidados, que implica áreas con actividad económica consolidada y claro potencial de expansión, que han sido el motor tradicional de crecimiento del país.

Entretanto, Yoro y Puerto Lempira son de potencial, correspondiente a áreas con actividades y servicios incipientes y altas posibilidades de desarrollo económico, los cuales se ven como apuestas de mediano y largo plazo con inversiones significativas y sin mayor actividad económica hoy en día.

“En un 20% del territorio hay actividad”

Por Jordi Prat, economista del BID. Honduras espontáneamente, no es que alguien dijo ‘vamos a hacer que San Pedro Sula sea la capital industrial y manufacturera de Honduras, y que Tegucigalpa sea el segundo desarrollo territorial’.

El punto es que del 100% del territorio, Honduras genera actividades productivas en más del 20%. Uno empieza a preguntarse: ¿qué es lo que pasa y por qué pasa eso? Ha habido fenómenos migratorios, en que la gente sale porque no hay oportunidades y también porque mucha gente hace lo mismo que hacía hace 20 años.

Que un país sea altamente rural no es problema, el problema es que el 75% de la gente del área rural son informales de subsistencia, que lo que hacen es producir lo que producían de la misma forma que sus padres y sus abuelos.

No nos estamos modernizando; sí habrán casos específicos donde se ha logrado una modernización importante, pero no nos modernizamos.

¿Qué es lo que deberíamos hacer? Bueno, nos planteamos realizar un estudio para ver si geográficamente tiene sentido ver cómo se ha estado desarrollando Honduras y llegamos a algo donde pensamos o proponemos. En economía a uno siempre le dicen que tiene que diversificar la canasta que produce y las inversiones.

Entonces, ¿por qué en Honduras no hemos diversificado geográficamente y por qué invertimos solo en dos o tres puntos? Haciendo esa pregunta, primero hicimos un diagnóstico y vimos los desafíos del país, cuáles son las cosas que deberíamos estar produciendo y qué deberíamos hacer.

Junto con GeoAdaptive LLC usamos tecnología geoespacial y satélites, para ver cómo es Honduras, ver dónde están los centros de población, la gente educada, los centros productivos y qué cosas podríamos estar haciendo en cada lugar.

La Prensa