Más noticias

BID: Inversión y educación, claves para el desarrollo de Honduras

El representante del BID en el país dijo que se debe reducir la pobreza que afecta al 60% de los hondureños.

Eduardo Almeida, representante del BID, habló sobre la situación económica del país. EFE
Eduardo Almeida, representante del BID, habló sobre la situación económica del país. EFE

Tegucigalpa, Honduras.

La educación, la inversión y la innovación son claves para avanzar hacia un modelo más incluyente y reducir la pobreza en Honduras, dijo en entrevista con Efe el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el país, Eduardo Almeida.

En su opinión, el primer desafío de Honduras es lograr un “desarrollo económico”, pero lograrlo requiere crear inversión y fortalecer la educación.

El país debe “garantizar que vengan las inversiones extranjeras y locales para la generación de empleo” y aunar enseñanza y tecnología, añadió.

Apoyo en Honduras
1-La estrategia del Banco Interamericano de Desarollo para Honduras se concentra en reducir la pobreza, mejorar la competitividad, impulsar la agenda digital y consolidar la agenda de seguridad ciudadana.
2-El organismo multilateral apoya en el país tres proyectos importantes: el desarrollo rural integral, mejorar el transporte y agenda digital, los que en el futuro cercano serán referencias regionales, según el BID.

La educación en Honduras -señaló- enfrenta “muchos problemas”, por ejemplo, solo la mitad de los niños y jóvenes concluyen su educación, lo que supone “una falla del sistema” para que la enseñanza sea vista como “un valor”. Almeida, de nacionalidad brasileña, habló de la necesidad de “utilizar tecnologías nuevas” para fortalecer el sistema educativo y alcanzar el desarrollo económico del país.

Resaltó la voluntad de la Secretaría de Educación de Honduras para hacer uso de las tecnologías; pero señaló que debe buscar mecanismos que le permitan hacer los cambios de acuerdo con su capacidad institucional.

Ante este escenario, Almeida enfatizó en la importancia de crear un pacto entre el Gobierno, el sector privado, la sociedad civil y la comunidad internacional para impulsar el desarrollo económico, así como mejorar la imagen del país en el exterior para atraer inversiones. Otro de los escollos -aseguró- es reducir la pobreza en Honduras que afecta al 60% de los hondureños. El BID, el Banco Mundial y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), según Almeida, también podrían apoyar a Honduras en un plan de rescate de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica de Honduras (Enee), que aún no conocen.