Madrid, España.

El tenista español, Rafael Nadal, número uno del mundo, logró juntar a Iker Casillas y Thibaut Courtois, arqueros del Real Madrid y del Atlético de Madrid, equipos finalistas de la Champions League, en el Charity Day del Mutua Madrid Open a beneficio de las fundaciones del meta merengue y de 'Rafa'.

En el acto a beneficio el tenista español les deseó suerte a ambos porteros pero no ocultó su sentimiento por el Real Madrid. “Les he deseado la mejor de las suerte a los dos (Courtois y Casillas), pero yo soy del Madrid y quiero La Décima”, comentó el número uno del mundo.

Aunque será difícil que el tenista español pueda asistir al partido, programado para el 24 de mayo, pues un día después debutará en el Roland Garros, tercer Grand Slam del año.

El imán de Nadal consiguió atraer, por primera vez desde que se conociera la clasificación del Real Madrid y el Atlético para la final de la Champions del día 24 en Lisboa, a actores principales de los dos equipos.

Casillas y David Villa también se dieron un abrazo. El delantero, que se acercó con su familia, estuvo un buen rato charlando con Iker. Manolo Santana, director del torneo y que ganó Wimbledon con el escudo del Real Madrid en la camiseta, no podía ocultar su alegría por ver a Nadal y los futbolistas juntos.

'Estoy como loco desde el 0-4 de Múnich', decía el director del torneo. Nadal, mientras, echaba un rato largo con dos baleares, Sergio Llull y Rudy Fernández, otros que pueden ser campeones de Europa con el Madrid de baloncesto.

Luego Iker y Courtois se metieron en la pista, entre ovaciones (y ligeros, pitos, mandaban los colores), de una ciudad que vibra con sus dos grandes equipos en la final. '¡Si esto parece la final de la Champions!', decía por megafonía José Corbacho, el presentador. No, eso será el día 24. Hoy tocaba sólo tenis a favor de niños con problemas.

'Nos hemos deseado suerte, nada más', dijo Casillas.