24/07/2024
03:15 PM

Borussia Dortmund vuelve a una final 16 años después

Los alemanes eliminaron al Real Madrid y esperan a su rival en la final de la Champions League.

El Borussia Dortmund alemán volverá a pelear por ser campeón de Europa 16 años después de conquistar el mayor éxito de su historia, cuando derrotó de forma sorpresiva a la Juventus italiana por 3-1 en la final disputada en el estadio Olímpico de Múnich.

Aquel equipo, donde destacaban las figuras de Matthias Sammer, Andreas Moeller, Karl-Heinz Riedle o Stephane Chapuisat y dirigido en el banquillo por Otmar Hitzfeld, frustró al conjunto 'bianconero', que defendía la corona continental del año anterior, pero que nada pudo hacer ante la inspirada noche de Riedle, autor de dos goles.

Sin embargo, aquel conjunto 'borusser', al que sólo pudo batir el Atlético de Madrid, en su propio estadio (1-2), apenas tuvo continuidad y sólo al año siguiente volvió a pelear por la Copa de Europa, llegando hasta las semifinales con un equipo de menor nivel y cayendo ante el Real Madrid, que sacó partido al 2-0 de la ida en el Santiago Bernabéu. A partir de ahí, perdió su protagonismo. Estuvo cerca en 2002-2003 de meterse en los cuartos de final, pero fue superado en la segunda fase de grupo por el Milan y por el conjunto madridista.

Nueve años después, el Dortmund lo intentó de nuevo, con la hornada de jugadores que ahora le está haciendo copar el protagonismo en el Viejo Continente, pero en un infausto último partido de la fase de grupos ante el Olympique de Marsella perdió su billete para los cruces.

Pero ese equipo alemán apuntaba maneras y lo demostró esa misma temporada cuando volvió a ser capaz de arrebatarle la Bundesliga al todopoderoso Bayern de Múnich, lo que le dio una nueva oportunidad en la 'Champions', que en esta ocasión no desaprovechó.

Con el liderazgo de Jurgen Klopp desde el banquillo y resistiendo la pérdida año tras año de algunas de sus figuras (Nuri Sahin o Shinji Kagawa), el equipo 'borusser' se quedó todavía con argumentos de peso como el sobrio Matts Hummels, el talentoso Mario Gotze y el delantero polaco Robert Lewandowski, a los que unió otro jugador de calidad como Marco Reus, más Ilkay Gundogan, que se ha dado a conocer a toda Europa.

El camino para brillar no se presentó desde el principio sencillo. El denominado 'grupo de la muerte', con Real Madrid, Manchester City y Ajax, se presentaba un serio obstáculo para una joven plantilla. Al contrario, sirvió de plataforma de impulso.

Nadie pudo 'toserle' y pasó como primero de grupo sin perder ningún partido. Al Sakhthar Donetsk, en octavos, no le dio opciones, y sólo sufrió con el Málaga, que le tuvo al borde de la eliminación, antes de un descuento final lleno de polémica que le hizo ya creerse capaz de todo, hasta de eliminar sin contemplaciones a todo un nueve veces campeón de Europa, al que castigó su indolencia en el Signal Idunar Park.

El Borussia Dortmund, que prefirió aparcar la Bundesliga y que tendrá que afrontar un nuevo éxodo de sus mejores jugadores en la siguiente campaña, perdió en el Bernabéu la opcióin de plantarse en el mítico estadio de Wembley invicto, pero ya no tendrá la presión de saber que su primera derrota podría ser más letal.