18/04/2024
11:19 AM

Honduras solicita a UNESCO incluir dos ecosistemas únicos

  • 10 noviembre 2023 /

Esta iniciativa tiene como objetivo proteger la biodiversidad, promover el desarrollo sostenible y fomentar la cooperación internacional en la conservación ambiental.

San Pedro Sula, Honduras.

El Gobierno de Honduras, liderado por la presidenta Xiomara Castro Sarmiento, está haciendo esfuerzos significativos para que la Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura, (UNESCO) incluya el Lago de Yojoa y el Golfo de Fonseca en la Red Mundial de Reservas de Biosfera.

Luis Soliz, director ejecutivo del Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF) indica que dicha solicitud busca proteger la biodiversidad y los recursos naturales de estas áreas en mención, además de promover el desarrollo sostenible de las comunidades locales y fortalecer el compromiso en aporte al programa del Hombre y la Biósfera (MaB) de la UNESCO.

Luis Soliz, director ejecutivo del Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF).

“La inclusión en la Red Mundial de Reservas de Biosfera también permitiría a estas áreas acceder a fondos internacionales para la conservación y el desarrollo sostenible”, señala.

Implicaciones a nivel nacional e internacional. Cabe señalar que dicha petición conlleva implicaciones, a nivel nacional, promueve la conservación de la biodiversidad, el desarrollo sostenible, la investigación y la participación de la comunidad. Mientras que, a nivel internacional, fomentará la cooperación global, el intercambio de conocimientos y el reconocimiento de Honduras como un país comprometido con la conservación ambiental.

Beneficios. La inclusión en la Red Mundial de Reservas de Biosfera puede ofrecer diversos beneficios como: la conservación de la biodiversidad, investigación, desarrollo sostenible, educación y protección de áreas críticas, contribuyendo a la preservación del medio ambiente en Honduras y la región.

El Lago de Yojoa y el Golfo de Fonseca podrían ser incluídos por la UNESCO en la Red Mundial de Reservas de Biosfera.

“Los antecedentes que llevaron a la solicitud de designar el Golfo de Fonseca y el Lago de Yojoa como Reservas de Biosfera en la UNESCO han variado según las circunstancias específicas y la motivación detrás de la solicitud”, explica Soliz.

En el caso de la propuesta del Golfo de Fonseca, esta fue realizada en el marco de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) a través del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), donde Honduras como miembro pleno aceptó la propuesta de nominación.

Para el caso del Lago de Yojoa, ha sido una propuesta que se ha planteado en el marco del comité de gestión local del corredor biológico Joya de Lagos, considerando los valores naturales y culturales que se encuentran en este territorio como ser tres áreas protegidas (Lago de Yojoa, Parque Nacional Azul Meambar, Parque Nacional Montaña de Santa Bárbara, reservas naturales privadas y microcuencas), presentando una riqueza de especies considerable, especialmente con el registro de más de 500 especies de aves y sitios arqueológicos como lo es el Parque Eco Arqueológico Los Naranjos, que contiene vestigios de la cultura Lenca.

De esta forma esta iniciativa se alinea con los esfuerzos previos de conservación en Honduras, continuando la conservación, promoviendo el desarrollo sostenible y fomentando la colaboración internacional.

El éxito de la designación como Reserva de Biosfera se basa en un enfoque participativo y sostenible que equilibre la conservación con las necesidades de las comunidades locales.

Los planes de educación y concienciación son elementos fundamentales en la gestión de las Reservas de Biosfera.

CLAVES:
Desafíos medioambientales. La región enfrenta importantes desafíos como la degradación de los ecosistemas, la contaminación del agua, el cambio climático y la explotación insostenible de recursos naturales.

Requisitos y criterios. Honduras debe cumplir con criterios como la zonificación, biodiversidad, investigación, participación comunitaria, sostenibilidad, compromiso a largo plazo y la evaluación periódica.

Compromisos y responsabilidades. Comprometerse a conservar la biodiversidad, establecer una zonificación y un plan de gestión, promover la investigación, participación comunitaria, garantizar el financiamiento.