Más noticias

Comayagüela: familia pide que crimen contra conductor no quede impune

El ataque contra el motorista está en investigación. No se descarta que sea por extorsión.

LUTO. El padre y demás familiares velaron por unas horas los restos de Jesús Sosa.
LUTO. El padre y demás familiares velaron por unas horas los restos de Jesús Sosa.

LEPATERIQUE.

Momentos de tristeza y desesperanza se vivieron en el seno de la familia de Jesús Antonio Sosa Servellón, el motorista asesinado por un sicario la tarde del jueves en una zona de Comayagüela.

“Tengo un dolor en mi alma que lo que quiero es llorar y llorar, ese es mi consuelo, llorar”, exclamó el padre de Jesús Antonio durante el velatorio del conductor en la aldea La Brea, Lepaterique, Francisco Morazán.

Jesús Antonio era padre de tres hijos, de nueve, tres y un año, a quienes visitaba a menudo, cuando regresaba de los viajes por el norte del país, ya que conducía un bus de la empresa El Rey Express, con ruta San Pedro Sula-Tegucigalpa.

“Yo solo quiero que haya justicia porque él no se metía con nadie, que no se quede impune la muerte porque no es justo”, solicitó la esposa del difunto (de quien se reserva su identidad) a las autoridades de seguridad.

Se investiga si la muerte estaría relacionada con la extorsión. Ayer estuvieron cerradas las oficinas de la empresa.