Más noticias

Ultiman a menor de edad y a otro hombre el fin de semana en La Ceiba

El cuerpo del menor fue encontrado con un letrero que decía “por sapo” y tenía varios impactos de bala.

Autopsia. Los cuerpos fueron llevados a la morgue de La Ceiba
Autopsia. Los cuerpos fueron llevados a la morgue de La Ceiba

LA CEIBA.

En distintos hechos, dos personas perdieron la vida de manera violenta el fin de semana en La Ceiba.El primer crimen ocurrió en el sector conocido como Playa de Venado, en la cuenca del río Cangrejal.

Allí fue encontrado el cuerpo de un menor de edad, identificado por sus familiares como Jonathan Zair Bronw Solano (de 14 años).

El menor residía en el barrio La Isla, y según declaraciones de algunos vecinos, la víctima se encontraba desaparecida luego de haber sido raptada por sujetos desconocidos.

En la escena, agentes policiales encontraron un letrero que decía “por sapo”.

También hallaron varios casquillos de bala calibre desconocido. El cuerpo del menor quedó boca arriba, y vestía una camiseta roja y calzoneta floreada.

Autoridades de Medicina Forense en La Ceiba determinaron que el menor presentaba 12 impactos de bala.

El hecho conmocionó a los ceibeños, pues no se explican la causa que pudo llevar a asesinar al joven con semejante crueldad.

El violento hecho sucedió a un kilómetro del retén militar que está instalado en esta ruta.Elementos policiales y forenses llegaron al lugar para reconocer el cadáver.

Las investigaciones policiales indican que la víctima se dedicaba a cometer actos ilícitos y era pandillero de la 18.

Autoridades investigan el hecho e informaron que vecinos del sector afirmaron que el menor solía deambular por zonas urbanas de el Cangrejal, pero desconocían su procedencia.

Guardia. El segundo hecho sucedió la mañana del sábado en el barrio Inglés, adonde un guardia de seguridad asesinó a un joven.

El hecho se produjo luego que la víctima intentó despojar al guardia de su arma de fuego, según los agentes de la Policía Nacional.

La víctima fue identificada como Rómulo Castellanos (de 30), su cuerpo quedó tirado en la avenida La República. El celador huyó antes que llegara la Policía.