Más noticias

Cuatro hombres y una mujer mataron a balazos a tres jóvenes

El triple crimen ocurrió en la aldea La Presa Vieja del municipio de Puerto Cortés.

VER MÁS FOTOS
Escena. Los cuerpos de los jóvenes quedaron tirados boca abajo en el patio de la vivienda.
Escena. Los cuerpos de los jóvenes quedaron tirados boca abajo en el patio de la vivienda.

San Pedro Sula, Honduras.

La paz y tranquilidad de los pocos pobladores de la aldea conocida como La Presa Vieja, Puerto Cortés, se vieron interrumpidas por cuatro hombres y una mujer, quienes llegaron ayer al mediodía a matar a tres jóvenes en el patio de una casa del sector.

Una de las víctimas, quien era hijo de la dueña de la vivienda, fue identificado como Edwuin Jeovany Ramírez Quintano de (de 24 años), quien de acuerdo a sus familiares vivía junto a su esposa en la colonia López Arellano, Choloma, en donde tenía una pulpería. Las otras víctimas no fueron identificadas ya que no portaban documentos, pero, según testigos, también residían en la colonia López Arellano. Uno de los desconocidos es de piel trigueña claro, de una edad aproximada entre 20 a 25 años, vestía un pantalón corto cuadriculado moteado de color gris, una camisa negra, tenis negros y calcetines blancos. Mientras que la otra víctima es un hombre que vestía un pantalón corto rojo, ropa interior color azul, una faja negra y tenis negros.

Hechos. De acuerdo con la madre de Ramírez Quintano, cuatro hombres y una mujer fuertemente armados, vestidos con chalecos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y con pasamontañas en sus rostros llegaron al mediodía en dos camionetas color verde y blanco. Los homicidas estacionaron uno de los carros frente a una iglesia y el otro subió la pendiente con los supuestos agentes a pocos metros de la vivienda, luego se bajaron y comenzaron a caminar. En el trayecto encontraron a la madre de Ramírez y se la llevaron por la fuerza para la casa en donde estaban los tres jóvenes descansando y almorzando.

Al llegar al patio de la vivienda, golpearon a la mujer y la encerraron en la casa y después llegaron donde los ahora occisos y se identificaron como policías, seguidamente obligaron a los jóvenes a ponerse boca abajo y luego les dispararon en la cabeza. Después de perpetrar el triple crimen, los homicidas amenazaron a la señora y a varios vecinos que estaban cerca y se retiraron de la vivienda hasta que abordaron los vehículos y salieron de la comunidad.

Varios familiares del occiso manifestaron que Ramírez Quintano llegaba una o dos veces por semana al lugar acompañado con varios amigos ya que estaba construyendo la casa. Las autoridades investigan si el hecho estaría relacionado a la pelea de territorio para la venta de drogas en la zona.

vic.2140(600x300)
Víctima. Edwuin Ramírez, 24 años.