Más noticias

Imparable la ola de criminalidad en el departamento de Olancho

Ayer mataron a mujer en Esquipulas del Norte, en donde ya habían ultimado a padre e hijo

El pasado 13 de enero cuatro personas fueron ultimadas en El Rosario, Olancho.
El pasado 13 de enero cuatro personas fueron ultimadas en El Rosario, Olancho.

Tegucigalpa, Honduras

En el departamento de Olancho sigue corriendo la sangre.

683
muertos reporta la Policía Nacional desde el primero de enero de 2016 hasta el 8 de febrero de 2019 en el departamento de Olancho

A menos de 48 horas del asesinato de padre e hijo en la aldea El Carrizal, en el municipio de Esquipulas del Norte, otra persona fue asesinada ayer por la mañana por sujetos armados que la sacaron de su vivienda para quitarle la vida.

Dilcia Liduvina Padilla (de 65 años) fue asesinada a balazos en la misma aldea El Carrizal.

Inicialmente se manejó que la mujer había sido ultimada junto a otra persona -supuestamente su sobrino- pero este extremo no fue confirmado por las autoridades de la Policía de la zona.

“La mujer presentaba heridas producidas por arma de fuego provocadas por sujetos desconocidos que tras interceptarla le dieron muerte”, informaron las autoridades.

Tras el hecho, miembros de la Policía detuvieron a dos personas como sospechosas de haber perpetrado el crimen, el cual según investigaciones preliminares habría sido motivado por enemistades personales entre la familia de la víctima y los imputados.

Sobre los detenidos solo se informó que se trata de un sujeto de 42 años de edad, originario y residente de la aldea Labranza municipio de Jano, Olancho, y otro originario y residente de Pueblo Viejo municipio de Guata.

Funcionarios de Medicina Forense se trasladaron hasta el norteño municipio para realizar el reconocimiento y levantamiento del cadáver.

Fechas

25 de enero
Juticalpa. El joven Kevin Noel Picado Aguilera fue asesinado a balazos mientras regresaba de una fiesta en la comunidad de San Felipe, Juticalpa.

3 de febrero
Familia. Varios tipos acribillaron a balazos a Saúl Sarmiento, quien era hijo del extinto diputado Julio Eduardo Sarmiento. El hecho criminal ocurrió a las 5:00 pm.

7 de febrero
Violencia. Osmani y Felipe Hernández fueron atacados a balazos en El Carrizal, Esquipulas del Norte.

Las autoridades de la Dirección Policial de Investigaciones indagan si el crimen suscitado ayer tiene relación con el asesinato de padre e hijo que se reportó en ese mismo sector el jueves anterior.

En ese hecho criminal perecieron Osmani Hernández y Felipe Hernández, quienes fueron atacados por sujetos armados.

De acuerdo con la información recabada por la Policía Nacional, padre e hijo fueron emboscados por sujetos fuertemente armados. Los ultimados llevaban la desventaja de que Osmani tenía problemas en una de sus piernas y se ayudaba de unas muletas.

Criminalidad. En los primeros 40 días de 2019, el departamento de Olancho ha sido uno de los más golpeados por la criminalidad.

Del primero de enero al 8 de febrero, la Policía Nacional registra la muerte violenta de 41 personas, siendo las ciudades de Juticalpa, Patuca y Catacamas las más afectadas. En comparación con 2018 se reportan 18 homicidios más en ese mismo período.

El municipio de Patuca ocupa el primer lugar con ocho. El segundo puesto lo ocupa Juticalpa con seis crímenes.

Para 2018, los informes policiales reportan 284 personas asesinadas en todo el departamento, un repunte de 88 muertes violentas en comparación con 2017.

El año pasado Catacamas ocupó el primer lugar con 81 muertos de manera violenta, seguido por Juticalpa con 69 y en tercer lugar Patuca con 23 personas asesinadas.

Desde 2016 Catacamas es el municipio que reporta la mayor cantidad de fallecimientos, ese año hubo 70 homicidios y 2017 registra 74.

Las autoridades policiales consideran que el pleito entre familias, tráfico de drogas y de madera y riñas entre particulares son las principales causas de las muertes violentas en los últimos meses en este sector.

Ante el incremento de las muertes violentas en Olancho, el Gobierno a través de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) ha intervenido para hacerle frente a las bandas criminales y al tráfico de drogas en este sector del país.