Más noticias

Hombre se quita la vida en el hospital tras burlar seguridad

La víctima se hizo pasar como paciente. Edilberto Ruiz, de la interventora, afirma que “es inaudito que haya entrado una persona armada al hospital” Investigan si el fin era matar a una mujer

 El fondo del pasillo de las emergencias fue el lugar donde se quitó la vida.
El fondo del pasillo de las emergencias fue el lugar donde se quitó la vida.

Tegucigalpa, Honduras

Con el pretexto de buscar una consulta médica, un hombre ingresó al primer centro asistencial del país, el Hospital Escuela, pero no iba con “las manos vacías”.

En la cintura llevaba un revólver calibre 38 con el que sembraría el terror por unos minutos en el centro médico. Se trata de Elvin Tomasito Herrera Álvarez, un ciudadano de 29 años, quien llegó al portón del hospital haciendo gestos de algún dolor fuerte en la parte abdominal. Por tal razón, los guardias de seguridad lo dejaron pasar sin realizarle el registro de rutina que efectúan a los demás visitantes, creyendo que no significaba un potencial peligro.

Elvin ingresó a la sala de emergencias, le explicó a uno de los médicos de turno cuál era el malestar que le aquejaba y, según se conoció, en efecto fue atendido. Después los galenos le dijeron que fuera a la sala de espera, porque consideraron que no era algo de gravedad. Pasaron los minutos y el paciente resintió el hecho de que no volvió a ser atendido por ninguno de los doctores ni por las enfermeras.

tc hospital2 080219(800x600)
Su padre y sus primos miran el video del instante en el que Elvin se suicida.

Cámaras

Esto desató un ataque de cólera en Herrera Álvarez. Al no recibir la atención que, según él, necesitaba, desesperado empezó a gritar y al ver que no había respuesta, sacó un arma e hizo un disparo. El proyectil fue a impactar en una de las piernas de Adonis Herrera, quien tiene a una hermana interna en el Hospital Escuela. La histeria se apoderó de los presentes, quienes salieron huyendo de la sala de emergencias hacia el patio para evitar recibir un balazo del descontrolado hombre.

El reloj marcaba las 3:48 am, la cámara de seguridad captó el momento en que Elvin nuevamente desenfundó su arma, caminó unos pasos hacia el pasillo del fondo y 25 segundos después haló el gatillo para dispararse directamente en la cabeza. El joven de 29 años cayó fulminado en el piso del hospital. Inmediatamente fue levantado para darle el auxilio pertinente, pero a los pocos minutos expiró en una dura y fría camilla de metal.

tc hospital3 080219(800x600)
Elvin Herrera Álvarez, 29 años.

Guardia

Elvin Herrera era un guardia de seguridad residente en la colonia Predios del Recreo de esta ciudad y originario del municipio de Concordia, Olancho. A priori se dijo que el hombre llegó al Hospital Escuela con el fin de rematar a una mujer que había sido ingresada en estado grave tras recibir un balazo en el municipio de Orica, pero esta versión está sujeta a investigación. Entre tanto, sus familiares adujeron no creer esta hipótesis, ya que él no tenía problemas y no sabían cómo había llegado al hospital. Ayer, sus parientes hacían los trámites para retirar el cuerpo de la morgue del Ministerio Público y trasladarlo hasta su natal Concordia. Edilberto Ruiz, miembro de la Comisión Interventora del Hospital Escuela, dijo que “es inaudito que haya entrado una persona con un arma al hospital”.