Más noticias

Exigen respuestas por crímenes de taxistas

Equipos del Ministerio Público investigan los casos para tratar de identificar a los criminales y capturarlos.

 El último asesinato ocurrió el viernes en la noche en el barrio El Centro, adonde individuos llegaron y sin mediar palabra dispararon contra el taxista Carlos Roberto Cruz.
El último asesinato ocurrió el viernes en la noche en el barrio El Centro, adonde individuos llegaron y sin mediar palabra dispararon contra el taxista Carlos Roberto Cruz.

San Pedro Sula, Honduras.

En zozobra sigue trabajando la mayor parte de los taxistas, ya que en los últimos días han ocurrido tres atentados que han dejado dos conductores muertos y dos personas heridas.

Muchos conductores de taxis aseguran que salen de su casas, pero no saben si van a regresar, por lo que hacen el llamado a las autoridades policiales para que hagan algo a fin de evitar que personas inocentes sigan siendo víctimas de la delincuencia.

Elio Muñoz, representante de los taxistas en la zona norte, dijo que este año ese sector del transporte está amenazado más que nunca y han llegado a la conclusión que lo sucedido podría ser en represalia por los trabajos de los cuerpos de seguridad; pero lamentablemente las consecuencias son el asesinato de personas inocentes.

“Los compañeros son los que pagan con su vida y lamentamos porque las familias pierden la persona que llevaba el sustento económico a sus hogares y al morir los padres sus hijos quedan desprotegidos y nadie responde por eso”, expresó Muñoz quien exigió una respuesta investigativa de los casos.

Elvis Guzmán, portavoz de la Fiscalía, dijo que están trabajando en las indagaciones de las últimas muertes de taxistas y expresó que agentes de la DPI y la Fiscalía ya han tomado algunas declaraciones.

Indicó que ya tienen elementos que apuntan a quienes son los homicidas. Las autoridades aseguran que en las próximas horas podrían darse resultados. Los últimos dos crímenes fueron en el centro de la ciudad, por lo que analizan videos del sector para identificar a los homicidas y capturarlos.

Una de las hipótesis de la Policía es que el móvil de los crímenes es la extorsión.