Miguel Carrión: "Juro ante Dios que no he participado en ninguna muerte"

El empresario fue detenido en Panamá por la supuesta comisión del delito de “extorsión continuada y asociación ilícita”.

Miguel Humberto Rodríguez Carrión está en un centro de retención de Panamá y será enviado en los próximos días a Honduras.
Miguel Humberto Rodríguez Carrión está en un centro de retención de Panamá y será enviado en los próximos días a Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

El hondureño Miguel Humberto Rodríguez Carrión, quien fue detenido el pasado domingo por personal del Servicio Nacional de Migración (SNM) en Panamá, aseguró este miércoles que se siente como "un hondureño casi sin patria, que fue desterrado por ser un hombre de trabajo".

Carrión, que tenía pendiente una alerta roja de la Policía Internacional (Interpol, por sus siglas en inglés), dice que ha beneficiado a más de 8 mil familias hondureñas.

Miguel Carrión (43), es requerido por el Juzgado de Letras con Competencia Territorial Nacional en materia Penal de Honduras, por la supuesta comisión del delito de “extorsión continuada y asociación ilícita”, detalla una nota de prensa de la entidad.

Sobre algunos señalamientos de que Carrión ha estado vinculado con asesinatos, este aseguró que "yo jamás, y se lo juro ante Dios y mis hijos, he participado en ningún problema de muerte, porque yo creo en la vida, en la dignidad del ser humano".



"Todas las acusaciones que alguien pretenda hacer hacia mi persona no van a prevalecer, la verdad prevalecerá", aseguró.

La retención se dio en el puesto de control fronterizo de Paso Canoas, en la provincia de Chiriquí, Panamá.

Las autoridades de Migración trasladaron al hondureño a la ciudad de Panamá "para continuar con los trámites de rigor, en base al Decreto Ley Número 3 del 22 de febrero de 2008".

Por los delitos de extorsión continuada y asociación ilícita será traído a los juzgados sampedranos.

Testigo

Miguel Rodríguez Carrión, según las autoridades de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), es cabecilla de la banda de Los Olanchanos que opera en la Rivera Hernández de San Pedro Sula y otras zonas aledañas.

De acuerdo con las investigaciones policiales, Rodríguez Carrión cobraba extorsiones a vecinos y dueños de negocios en varias zonas.

En los próximos días deberá comparecer ante el juez Miguel Humberto Rodríguez Carrión a la audiencia de declaración de imputado luego de que sea entregado por las autoridades panameñas a Interpol de Honduras.

La fiscalía deberá presentar en las audiencias las pruebas de la acusación.

La Prensa