22/05/2024
07:49 AM

Daniela Lozano: Fotógrafa de realidades que crean consciencia

Para Daniela Lozano la fotografía es mucho más que una simple afición; es una forma de expresión y una ventana a la belleza y la complejidad del mundo que la rodea.

Utilizando la fotografía como una herramienta para generar conciencia social y documentar diversas realidades, Daniela Lozano se centra en capturar momentos auténticos y contar historias que reflejen la condición humana y las problemáticas de su entorno.

Se trata de una artista de la fotografía, egresada de la Escuela de Bellas Artes, conocida por su enfoque social documental. Con apenas 26 años de edad, se ha dedicado a esta profesión durante los últimos 6 años.

“Mientras paseaba por el encantador pueblo de Amapala me encontré con un instante que me conmovió profundamente. En medio de la escena, un niño descalzo se asomaba tímidamente por la puerta de su modesta vivienda familiar. Ese momento fue un punto de inflexión en mi percepción. Me di cuenta de que había descubierto mi verdadera pasión en la fotografía: la capacidad de capturar momentos con un enfoque social y documental”, recuerda la artista.

A lo largo de su recorrido, la autora ha tenido la oportunidad de mostrar su obra en diversas exposiciones. Ha realizado un total de cinco muestras en diferentes espacios, tanto en Honduras como en el extranjero.

Además, algunas de sus imágenes han sido seleccionadas para ser publicadas en libros de poesía en editoriales extranjeras. Dicha colaboración ha permitido que su trabajo sea parte de proyectos artísticos multidisciplinarios y alcance a un público diverso.

“Considero que la esencia del fotógrafo radica en capturar esos momentos fugaces, esas instantáneas de la cotidianidad que solo un ojo sensible y único puede revelar al mundo. Es como si mi lente tuviera la capacidad de detener el tiempo y eternizar esos momentos para la posteridad”, reconoce Lozano.

Por su parte, la elección del blanco y negro en su obra se debe a que su intención es destacar la simplicidad y la atemporalidad. “La ausencia de color enfoca la atención en las formas, luces y sombras, resaltando la esencia de la escena sin distracciones cromáticas.

Además, mi fotografía la asocio con un enfoque emotivo, lo que esta alineado con mi intención de transmitir una profunda conexión emocional con la realidad que fotografío”, expresa.

Finalmente, la joven artista manifiesta su deseo de seguir evolucionando y explorando nuevas fronteras. “Mi objetivo es continuar desarrollando mi habilidad para capturar momentos y experiencias de una manera que inspire y conmueva a las personas”.