Cachurecos partidos

Los cachurecos del Partido Nacional demostraron estar partidos en cualquier cantidad de pedazos en la convención nacional celebrada el sábado 29 de noviembre pasado en la Ciudad de las Colinas, Danlí, El Paraíso.

Era de esperar la ausencia de importantes líderes de esa entidad política en esa reunión del partido del Gobierno actual, que en 10 años de estar mal administrando, su desgaste es impresionante debido de ser señalado con tantos actos de corrupción.

Y los seis años en el poder del actual presidente, Juan Orlando Hernández Alvarado ha sido quizá lo peor que le ha podido pasar a los nacionalistas y al pueblo en general.

Empezando por haber violado la Constitución de la República con la imposición de la reelección y el fraude electoral de noviembre de 2017 y por mantener amarrados a los tres poderes del Estado.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva está fiel a JOH porque piensa utilizar como trampolín político su actual puesto para ser el próximo mandatario del país.

El alcalde capitalino, Nasry Asfura, está a la orden de la cúpula de los nacionalistas en el poder, porque piensa que por haber llenado a la capital de puentes de concreto saltará de la Municipalidad a la casa presidencial.

Además la ausencia de dos expresidentes de la república Ricardo Maduro y Porfirio Lobo es una muestra de la inconformidad y crisis por la cual pasa esta institución.

Entendemos la no presencia de Ricardo Álvarez, quien en diversas ocasiones ha sido víctima de sus propios correligionarios contendientes en la busca de la presidencia de la república y si no falta recordar aquella frase de ‘voto por voto’.

Aunque hubo asistencia de tanto empleado gubernamental cachureco, los huecos fueron notables en el estrado en un país llamado Honduras.