Costa Rica declara transmisión comunitaria del virus en área metropolitana

Casos de coronavirus en Costa Rica han aumentado en los últimos días, dice el ministro de Salud.

 Una mujer con mascarilla es vista mientras camina por una calle de San José, (Costa Rica). EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo
Una mujer con mascarilla es vista mientras camina por una calle de San José, (Costa Rica). EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo

San José.

El Ministerio de Salud de Costa Rica declaró este jueves el establecimiento de la transmisión comunitaria del virus SARS-CoV-2 en el área metropolitana del país ante el incremento de casos de los últimos días y las dificultades para investigar los nexos epidemiológicos.

"El Ministerio de Salud, de forma precautoria, declara que hay trasmisión comunitaria en el gran área metropolitana. Esta declaratoria surge porque la cantidad de casos ha aumentado en los últimos días y ante la imposibilidad material de darle seguimiento total a los casos que se están presentando", declaró el ministro de Salud, Daniel Salas, en la conferencia de prensa diaria sobre la pandemia.

Según Salas, el 65 % de los casos registrados desde el domingo tienen pendiente la investigación de nexos, por lo que se ha decidido de forma "precautoria" declarar la transmisión comunitaria en el área metropolitana, situada en el centro del país y donde se concentra la mayor cantidad de población.



"El riesgo de infectarse es el más alto desde el inicio de la pandemia. Eso nos pone en un escenario complicado para establecer nexos y el origen de la transmisión", apuntó Salas.

Debido a esta situación, las autoridades establecieron alerta naranja para la capital San José y los cantones a su alrededor: Escazú, Desamparados, Puriscal, Aserrí, Goicoechea, Tibás, Moravia, Montes de Oca, Curridabat, Alajuelita y La Unión.

Estos cantones se unen a otros que anteriormente estaban en alerta naranja en diversas zonas del país.



Esta alerta establece una restricción a la circulación de vehículos y a la actividad comercial a partir de las 19.00 horas y hasta las 5.00 horas del día siguiente entre semana.

Los fines de semana solo podrán circular vehículos de acuerdo con su número de placa y únicamente para ir al supermercado, a las farmacias o centros de salud.

Los restaurantes quedan habilitados para servicios a domicilio los fines de semana.

Una segunda ola pronunciada

Desde junio Costa Rica está inmersa en la segunda ola pandémica y ha venido experimentando un crecimiento pronunciado en la cantidad de casos a la par de un plan de reapertura económica que comenzó a mediados de mayo.

Este jueves Costa Rica registró 270 casos nuevos de COVID-19, la segunda cifra más alta durante la pandemia, solo superada por los 294 del día previo.

Con esto, Costa Rica alcanza 4.023 casos positivos desde el 6 de marzo cuando se diagnosticó el primero.

Hasta ahora se han recuperado 1.589 personas, han fallecido 17 y el resto se mantiene con el virus activo.

En la actualidad hay 60 personas hospitalizadas, de las que seis se ubican en unidades de cuidados intensivos.

"Hay una transgresión importante de las burbujas sociales y de las medidas sanitarias, así como personas que están con tos y fiebre y no se quedan en sus casas, y eso faculta las cadenas de transmisión", lamentó el ministro Salas.

El gerente médico de la Caja Costarricense del Seguro Social, Mario Ruiz, explicó que Costa Rica logró aplanar con éxito la primera ola, pero dijo que la segunda está surgiendo en sitios con mucha densidad poblacional y favorecida por la indisciplina de la población que, por ejemplo, ha realizado fiestas masivas en algunas comunidades.

Durante la primera ola Costa Rica no superó los 100 casos diarios en ninguna ocasión.

La Prensa