Kevin Castel, el terror de los capos hondureños

Los otrora mafiosos sanguinarios que causaron luto y dolor en Honduras, como Geovanny Fuentes Ramírez, han caído vencidos, doblegados, llorando, ante este representante de la justicia norteamericana

Foto: Cortesía

El juez Castel está designado al juicio de Juan Orlando Hernández, Juan Carlos Bonilla y Mauricio Pineda Hernández.

mar 30 de enero de 2024

Kevin Castel, juez federal de 73 años, se convirtió en la última década en el terror de los narcos centroamericanos y el justiciero que le ha devuelto una parte de la paz a Honduras donde los mafiosos operaron con total libertad e impunidad en la década pasada.

Castel, quien antes de tener a los mafiosos hondureños en el banquillo en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, se destacó por presidir juicios contra Bridges y Kanye West, Scott Tucker y ejecutar acciones legales relacionadas con entidades financieras de los Estados Unidos.

Verdugo de hondureños

Pero en octubre de 2019, Castel, después de escuchar los testimonios de varios narcotraficantes de Honduras y conocer el veredicto del jurado, declaró culpable a Juan Antonio (Tony) Hernández, hermano del ex presidente Juan Orlando Hernández, y en marzo de 2021 lo sentenció a cadena perpetua, más treinta años de prisión.

“Basado en la libre elección de Juan Antonio de involucrarse en una vida de tráfico de drogas durante un período de 12 años, que afectó la vida de personas en los Estados Unidos y en Honduras, una sentencia de cadena perpetua es muy merecida”, dijo Castel el día que le dictó la condena.

Más allá de imponerle la pena, el experimentado juez despidió a Tony con una reprimenda que quedó resonando en los oídos del ex diputado hondureño: “Espero que mientras estés en prisión reflexiones sobre tu vida y lo que has hecho y cambies tu vida. Quizás puedas hacer algo por tu familia y por tu país”.

El juez del la Corte del Distrito Sur de Nueva York nació el 5 de agosto de 1950 en Nueva York, obtuvo una licenciatura en ciencias en la Universidad de St. John y más tarde un doctorado en jurisprudencia en la facultad de derecho de esa misma institución de estudios superiores de Estados Unidos.

En Nueva York, Castel ahora es conocido por ser un juez que no se doblega al momento de imponer una cadena perpetua a narcotraficantes hondureños que dejaron una estela de luto y dolor a causa de los negocios ilícitos.

Por ejemplo, en febrero de 2022, el juez Castel condenó también a cadena perpetua, más treinta años, al narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez por introducir cocaína a Estados Unidos. Antes de que le dictara la pena, el capo hondureño, intentó infructuosamente a última hora disuadir a Castel con la frase “extraño a mi familia, soy un hombre de familia”, la cual expresó mientras lloraba.

Ahora Castel preside el juicio contra el expresidente Hernández el cual comenzará el 20 de febrero. La Fiscalía acusa al ex mandatario de ser parte de una conspiración (en la cual participaron Tony y Fuentes Ramírez) que envió desde Honduras más de 500,000 kilos de cocaína a Estados Unidos entre 2004 e inicios de 2022 y de haber hecho negocios con el exjefe del cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, conocido como El Chapo.

La Fiscalía de Estados Unidos señala al ex presidente de haber convertido a Honduras en narco-estado desde los cargos que desempeñó, entre ellos, la presidencia del Poder Legislativo y la Presidencia del Poder Ejecutivo en dos ocasiones.

En esos 12 años, el país atravesó la ola de violencia más mortífera de la historia: dejó por lo menos 60,000 muertos, de acuerdo con estadísticas de la Policía Nacional.