Rescatan a hermanitos sobrevivientes de un derrumbe que mató a su familia en Lempira

Su madre y dos hermanas murieron de manera trágica el pasado martes tras caerles alúd de tierra en la zona de Chimis.

Momento en que trasladaban a los niños hacia un helicóptero de la FAH.
Momento en que trasladaban a los niños hacia un helicóptero de la FAH.

Lempira, Honduras.

Dos menores de edad que se salvaron de la tragedia que marcó a una familia tras ser soterrada el pasado 17 de noviembre en el municipio de San Manuel de Colohete, fueron finalmente rescatados por miembros de la Fuerza Aérea Hondureña (FHA) después de dos días de intentos para llegar a la zona.

18 de noviembre
Un día después otro deslizamiento sorprendió a una familia en Río Negro, allí fallecieron cinco personas: Salvador Vásquez Vásquez (73), su pareja María Camila López (26) y sus tres hijos Fernando (4), María Alicia (2) y Ángel Matías (9 meses).

Se trata de Juan Mateo Rivera (5) y Wendy Mateo Rivera (15 meses), los únicos sobrevivientes del derrumbe que cayó a la vivienda donde estaban Reina Isabel Rivera Campos (42), sus dos pequeñas Yosselin Rivera Campos (9) y Escarleth Rivera Campos (4), el esfuerzo fue inútil y solo lograron recuperar los cuerpos. El hecho se produjo exactamente en el caserío Malcincales.

Puede leer: Llegan a Honduras los hospitales móviles de Juticalpa, La Ceiba y Danlí

Luego del lamentable suceso, los menores fueron rescatados por vecinos y posteriormente por la Fuerza Aérea Hondureña para ser trasladados a un centro asistencial de Gracias, Lempira.

A Juan y Wendy se pretendía llevarlos a un centro médico desde el mismo día que ocurrió la tragedia, pero para llegar a las zonas afectadas la única vía factible era la aérea “porque se nota que hay muchos deslaves y derrumbes y por tierra resultó imposible”, relató el mayor Desvis Varela, jefe del Componente Aéreo de Gracias, que participó en las labores de rescate.

“El jueves se realizaron varios intentos vía aérea, pero no se pudo llegar ni a inmediaciones de Chimís” debido a las condiciones meteorológicas adversas, contó Varela. Sin embargo, hoy el helicóptero pudo acceder hasta la zona de Río Negro.

rescate 2.6(1024x768)
Los infantes por ahora permanecerán en custodia de la Dinaf, aunque su tío Francisco Campos viajó con ellos en la aeronave hasta Gracias para conocer su estado de salud.

Explicó Varela que “tras varias horas de camino por parte de algunos familiares de los niños, con ellos en brazos, lograron pasar hasta la comunidad de Río Negro”, a donde sí pudo acceder una de las dos aeronaves que trabajan en labores de rescate en Lempira.

Finalmente, los niños, junto a un tío, lograron subir a la aeronave a las 10:00 am de este viernes tras una labor intensa de los rescatistas, procurando llevarlos a un lugar seguro para realizarles los respectivos chequeos médicos.

Sobrevivieron de milagro

El gobernador de Lempira, Wilson Pineda, consideró el rescate de los niños como una labor ardua y de mucha dedicación por parte de los pilotos de la FAH, “porque el clima no permitía poder acercarse a un punto cercano para recoger a los dos pequeños que realmente sobrevivieron por puro milagro de Dios”.

Según Pineda, ambos niños sufrieron golpes fuertes debido al deslizamiento de tierra, y pese a haber sido arrastrados por varios metros, “están muy bien de salud, según los primeros análisis médicos”.

También confirmó Pineda que a partir de esta viernes empezó a llegar asistencia humanitaria por vía aérea a la región, en vista de que por tierra ha resultado imposible llevar raciones de comida, kits de higiene y aseo personal para los afectados por la tormenta tropical Eta y Iota.

Además: Conozca la situación actual de carreteras en el nor-occidente y atlántico de Honduras

Según Pineda, varias comunidades cercanas a Chimis, donde ocurrió la tragedia, presentan hundimientos, deslaves y derrumbes, por lo que se hizo necesario hacer entrega de asistencia humanitaria vía aérea para no menos de 270 familias que han sufrido problemas con sus viviendas.

raciones.1(1024x768)
Pobladores de la zona recibiendo raciones de alimento tras las secuelas de Eta e Iota.

Solo en la zona de Chimis unas 30 familias tienen problemas en sus hogares, pero a ellos se suman los habitantes de Malcincales, El Aguacatillo y Petatillo, que también podrían afrontar mayores problemas por la saturación de los suelos.

Pineda informó que próximamente llegarán especialistas de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) a la zona para realizar las evaluaciones de los terrenos y definir si los habitantes pueden regresar a sus hogares o definitivamente tendrán que ser reubicados.

La Prensa