Trasladan desde San Pedro Sula los módulos de hospital móvil de Santa Rosa de Copán

Invest-H informó mediante un comunicado que la colocación de los módulos en Santa Rosa de Copán tardaría máximo cinco días.

El traslado de los módulos hospitalarios comenzó esta mañana.
El traslado de los módulos hospitalarios comenzó esta mañana.

San Pedro Sula, Cortés.

La Comisión Interventora de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) informó este día sobre la movilización de 29 rastras con los módulos hospitalarios hacia la ciudad de Santa Rosa de Copán, donde se instalará el cuarto hospital modular para la atención de pacientes de COVID-19.

Dicho hospital permaneció varios días en la sede de la 105 Brigada ubicada en la ciudad de San Pedro Sula, luego de haber llegado a Puerto Cortés el pasado 11 de octubre.

Las condiciones climáticas que afectaron la zona nor-occidental, aunado a los efectos provocados por la depresión tropical Eta, según Invest-H, no permitieron el traslado de las unidades al plantel que se adecuó contiguo a las instalaciones del Hospital de Occidente, donde a partir de mañana viernes se iniciará la colocación de acuerdo con el plano previamente establecido por el proveedor.

Lea: Piden condenar a Honduras por asesinato de mujer trans; Estado niega cargos

El terreno ha sido revisado por un equipo técnico de Invest-H y se dictaminó el visto bueno para iniciar la colocación de los módulos que tomará un tiempo de tres a cinco días, siempre y cuando las condiciones climatológicas lo permitan.

Luego proseguirían con la segunda fase que corresponde al ensamblaje, desembalaje e instalación de las conexiones de agua potable, residuales y energía eléctrica. Finalmente, una última fase en la que se procede a realizar las pruebas de funcionamiento de los sistemas, equipos médicos y no médicos.

El sanatorio modular de Santa Rosa de Copán contará con una capacidad de 51 camas, un área de cuidados intensivos, sala de alta dependencia, emergencias, reanimación, laboratorio completo, unidad de Rayos X estacionaria y dos unidades portátiles.

Asimismo, dos salas para el personal asistencial con sus duchas y baños, igual condiciones para pacientes. Adicionalmente, contará con un comedor, área de lavandería industrial y cocina.

También el hospital cuenta con un módulo de distribución eléctrica, planta potabilizadora de agua, de generación de oxígeno, de gases medicinales, desechos hospitalarios y una morgue.

Los cinco planteles restantes en los que se instalarán los demás hospitales están en Juticalpa, Olancho; La Ceiba, Atlántida; y Danlí, El Paraíso.

A la fecha solo han instalado dos hospitales móviles, el de San Pedro Sula y Tegucigalpa, pero solo está en funcionamiento el de la ciudad industrial, lo que ha agudizado más el descontento de diferentes sectores en el país, quienes demandan lo antes posible el servicio total, pues hasta el 11 de noviembre se registraron 101,169 casos de COVID-19, de estos, 2,797 murieron, 43,857 se recuperaron, hay 540 hospitalizados: 395 estables, 121 graves y 24 en cuidados intensivos.

Adquisición durante la emergencia sanitaria

Honduras compró a través de Invest-H los siete hospitales móviles por medio de la empresa Elmed Medical System, del empresario Axel López. Marco Bográn, su exdirector, tomó la decisión de que Invest-H pagara por adelantado el 100% de los hospitales móviles, valorados en 47.4 millones de dólares (1,174 millones de lempiras).

También: En casi toda Honduras habrá condiciones secas y estables este jueves

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) publicó en julio pasado el octavo informe denominado “La Corrupción en tiempos del COVID”, en el que señaló que el costo real de los siete hospitales móviles adquiridos es de 14 millones de dólares y no 47 millones de dólares, que son los que se pagaron.

El informe estableció que la diferencia estaría correspondiendo a la comisión por intermediación ganada por la empresa de Axel López, valor que suma un total de 10 millones 900 mil dólares, correspondiente a un 69% del monto total desembolsado por Invest-H; es decir, que "se aumentó de manera deliberada los precios de los hospitales para el pago de la comisión del intermediario por un valor de 804 millones 826 mil 806.51 lempiras".

La adquisición de los hospitales móviles está salpicada por señalamientos de corrupción, ya que hay denuncias de sobrevaloración y supuesto fraude en la compra.

La Prensa