Hoy convocan a elecciones primarias en Honduras

Con dos aspirantes nacionalistas, cinco liberales y cuatro de Libre se realizarán en 182 días las elecciones internas en Honduras.

Con dos aspirantes nacionalistas, cinco liberales y cuatro de Libre se realizarán en <br/>182 días las elecciones internas en Honduras
Con dos aspirantes nacionalistas, cinco liberales y cuatro de Libre se realizarán en
182 días las elecciones internas en Honduras /

Tegucigalpa, Honduras.

En medio de discrepancias de los partidos políticos sobre la nueva Ley Electoral, el Consejo Nacional Electoral (CNE) formalizará hoy la convocatoria a elecciones primarias en Honduras, previstas para el 14 de marzo de 2021.

La convocatoria se hará sobre la base de la vigente Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, en vista de que los partidos no lograron concertar y aprobar con suficiente tiempo la nueva normativa en materia electoral.

Lo que sigue
13 de septiembre
Empresas en medición
Inicia el período de registro de empresas de medición del comportamiento electoral.
15 de septiembre
Exhibición de censo
Conforme cronograma iniciará período de exhibición del Censo Nacional Electoral provisional impreso.
13 de noviembre
Inscripción de candidatos
Inicia período de solicitud de inscripción de candidatos de los movimientos políticos.

En las primarias del próximo año participarán los partidos Liberal, Nacional y Libertad y Refundación (Libre), que son los que cuentan con estructuras y una variedad de precandidatos a la presidencial. Los restantes 11 partidos oficialmente inscritos en el CNE no tienen una fuerte base partidaria y únicamente participarán en las elecciones generales del último domingo de noviembre.

LEA: Ley Electoral de Honduras se retomaría en las sesiones de la otra semana

En total son 11 precandidatos que se enfrentarán en las urnas para sacar al representante de cada uno de los tres partidos más grandes que irán a la contienda general con los restantes partidos que en este proceso estarán de espectadores.


El panorama

Debido a que las reformas electorales no cuajaron entre la clase política que dejó para última hora su aprobación, la convocatoria se basará en la ley vigente.

Las principales confrontaciones en los partidos que la empantanaron fueron que los partidos minoritarios no aceptaron que no se les den credenciales -que en el pasado han servido para negociarlas- y tampoco aceptan que no sean incluidos dentro del beneficio de la deuda política.

Por último, pidieron también el derecho a contar con un diputado en el Parlamento Centroamericano (Parlacen) y por eso no estuvieron de acuerdo con que la nueva Ley Electoral fuera debatida y aprobada.

Llamado_a_eleccione_honduras4(800x600)

“La crisis de 2017 no tiene asomo de solventarse. Los tres partidos con mayor volumen electoral: Liberal, Nacional y Libre son los que han negociado las reformas. Tenían un supuesto consenso y al cierre rompen cualquier tipo de negociación y ahora están viendo cómo sacan ventaja de lo que creen debe ser la Ley Electoral”, dijo Denis Gómez, exmagistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Este estira y encoge solo refleja qué partido gana con la Ley Electoral y quiénes se resisten a cualquier cambio, lo que al final refleja un principio de inestabilidad.

El ambiente está tenso y con posiciones encontradas, sin acuerdos y con voces de algunos que aducen que esta convocatoria debe prorrogarse.

Ayer fue publicada en el Diario Oficial La Gaceta la convocatoria de los partidos políticos legalmente inscritos para participar en las elecciones primarias del 14 de marzo de 2021.

Marco legal

El diputado Juan Carlos Elvir asegura que surgen protestas cuando se tocan los puntos que les interesan a unos partidos y por eso descalifican a todos.

El ambiente está complicado y con la ley vigente en la que se hará la convocatoria, hay visos de que lo que se apruebe posteriormente con las reformas, sea apelado.

Llamado_a_eleccione_honduras5(800x600)
Para contienda general.

“Se pretende que se convoque este domingo al proceso electoral interno y primario con la ley actual y eso va a dar pie para que una vez ejercido el proceso electoral interno y entendiendo que, después de ese proceso electoral se adquiere un derecho, con toda certeza se presentará un recurso en la sala de la Constitucional apelando a una resolución”, explicó Elvir.

El diputado asegura que si resuelve a favor y se admite, ese criterio botará todo lo que esté aprobado. “Es que con la apelación se restablecerá el derecho de los partidos pequeños a que tengan representación en la mesa electoral y eso sin duda pretenderá fraguar el fraude electoral igual a lo que pasó en el 2017”, dijo el liberal.

Propuesta

El Partido Innovación y Unidad (Pinu) asegura que la medida más correcta era hacer un decreto transitorio para retrasar la convocatoria, pero la propuesta no se concretó. La convocatoria de elecciones va bajo una ley vigente y luego una ley electoral nueva que aseguran solo creará más problema que el que ya existe. “Es que es una crisis política electoral, donde se van a crear condiciones que no son correctas. Lo ideal era que se hiciera con las nuevas reglas aunque sean atentatorias a derechos políticos de partidos que no han estado en la discusión”, dijo Gómez.


Ruta trazada

Para el Consejero Suplente del CNE, Maximino Germán Lobo, siguen trabajando con la ruta que trazaron con el cronograma electoral para las primarias programadas en marzo del otro año.

“Según el cronograma haremos la convocatoria este domingo a las 7:00 pm en cadena nacional. Por respeto a la ciudadanía y al cargo tenemos que apartarnos del debate público y esperar que ese debate llegue a concertar un consenso o voluntad y que la lleven al Congreso y esa la traduzcan en un decreto y ley que nos lo hagan llegar. De lo contrario seguimos en la misma ruta”, dijo Lobo. Para los miembros del CNE, no hacer la convocatoria es caer en irresponsabilidad, porque ya tienen establecido un mandato constitucional.

“Nunca ha existido un vacío legal, siempre hemos tenido una Ley Electoral vigente. La gente habla de reformas, pero es una nueva ley, un nuevo instrumento; no hay vacío, sino inconformidades políticas que tendrán que arreglar los actores políticos”, explicó.

La Prensa