Black Friday: Estados Unidos, listo para las compras después de Thanksgiving

Miles de personas aprovechan las compras en el tradicional Black Friday.

VER MÁS FOTOS
El 'Black Friday', que EEUU ha exportado al resto del mundo, sigue siendo la estrella de este largo fin de semana y atraerá el mayor número de compradores, 115 millones.
El 'Black Friday', que EEUU ha exportado al resto del mundo, sigue siendo la estrella de este largo fin de semana y atraerá el mayor número de compradores, 115 millones.

Nueva York, EEUU.

Estados Unidos celebra este jueves el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving, en la que ya es tan tradicional comer pavo asado como salir después a quemar las calorías o, más bien, la tarjeta: se inicia así una fiesta consumista de cinco días en torno al Black Friday que arrastrará a medio país a gastar.

Según los cálculos de la Federación Nacional de Minoristas, más de 165 millones de estadounidenses -uno de cada dos- planean hacer alguna compra entre esta tarde y el Ciberlunes ("Cyber Monday"), una tanda marcada por descuentos tan suculentos en las tiendas que muchos están dispuestos a esperar por ellos.

"La tradición de ir de 'shopping' el fin de semana festivo de Acción de Gracias ha pasado a ser un evento de cinco días en el que los consumidores gastan dinero en las tiendas, apoyando pequeños negocios locales, y 'online', con sus teléfonos y computadoras", explicó el máximo ejecutivo de la NRF, Matthew Shay.

La firma Prosper Insights & Analytics, con la que colabora esa entidad, señala que casi 40 millones de estadounidenses saldrán ya de compras este jueves porque muchos comercios abren sus puertas hasta la medianoche, y en ese sentido hoy se espera "el mayor incremento de compradores potenciales".

El vicepresidente ejecutivo de Prosper, Phil Rist, agregó que "la gente podría ir a las tiendas si están abiertas o comprar desde sus teléfonos mientras miran el fútbol", una opción muy plausible no solo por ser una tendencia al alza en los últimos años sino por las bajas temperaturas que asolarán buena parte del país.



El "Black Friday", que EEUU ha exportado al resto del mundo, sigue siendo la estrella de este largo fin de semana y atraerá el mayor número de compradores, 115 millones, seguido por el Cyber Monday, 69 millones, y por el "Sábado del pequeño comercio", 67 millones, aunque en pocos casos se verán los tumultos de antaño.

Y es que a la hora de ir de compras sigue ganando adeptos la comodidad del "clic" frente a la tradicional visita física a las tiendas: ya son un 41 % los compradores que planean gastar por internet, cada vez más desde su celular, mientras que el 47 % prefieren ver los productos en persona.

El sector minorista en EEUU ofrece datos para el conjunto de la temporada navideña, que abarca noviembre y diciembre, y estima que el gasto se incrementará entre un 4 % de media respecto al mismo periodo de 2018, hasta unos 731.000 millones de dólares, según la valoración más optimista.

Compras online

En el caso de las compras 'online', la firma Adobe predice que el incremento será mucho mayor, del 14,1 %, hasta 144.000 millones, y desgrana que estos cinco días que ha bautizado como "Ciber Semana" representarán una facturación de 29.000 millones, ligeramente más que el año pasado, de acuerdo a una nota de prensa.

Además, Adobe vaticina un "nuevo récord" del Cyber Monday como "el día de compras con un crecimiento más rápido y grande del año", ya que puede llegar a recaudar 9.400 millones, casi un 19 % más en comparación con 2018, que se situó en 7.900 millones.



El periodo fuerte de descuentos este año será más corto de lo habitual, ya que Acción de Gracias se celebra el cuarto jueves de noviembre y ha caído más cerca del final del mes, pero tanto la NRF como Adobe han señalado que las tiendas lo han estado compensado al adelantar sus promociones y descuentos.

Para el comercio 'online', que hace estimaciones a partir del Ciber Lunes, se trata de cuatro días menos que "se traducirán en casi 1.000 millones de ingresos potenciales perdidos", aunque Adobe reconoce que ha sido "especialmente difícil" calcular ese gasto debido a la guerra comercial EEUU-China y el temor a una recesión.

Lo que no cambia, de momento, son los artículos más buscados: ropa y accesorios (58%), tarjetas regalo (54%), juguetes (39%), libros (32%), comida o caramelos (32%) y aparatos electrónicos (25%).