Más noticias

Don H y El Rojo se enemistaron y contrataron sicarios para matarse

En 2010, Don H se enfureció tras enterarse de que el Rojo introdujo coca sin su permiso.

Subalterno: Hugo Díaz Morales, alias el Rojo. Jefe: Héctor Emilio Fernández Rosa, alias Don H.
Subalterno: Hugo Díaz Morales, alias el Rojo. Jefe: Héctor Emilio Fernández Rosa, alias Don H.

SAN PEDRO SULA.

Después de ser socios y amigos en el narcotráfico, Víctor Hugo Díaz Morales, alias el Rojo, y Héctor Emilio Fernández Rosa, alias Don H, se convirtieron en enemigos rabiosos y mantuvieron una guerra sangrienta que causó varias muertes.

Las deslealtades y traiciones y, finalmente, la disputa de las rutas motivaron a estos dos capos a desencadenar una cacería mutua que implicó la contratación de sicarios y la participación del cartel de Los Cachiros. El Rojo reveló en el juicio contra Juan Antonio Hernández en Nueva York que huyó a Colombia porque se desató una guerra con su antiguo jefe.

El inicio

Don H comenzó en el narcotráfico como transportista, trabajando para un cártel conformado por hondureños y guatemaltecos dirigidos por Mario León Ardón, asesinado en 2003.

Con la muerte de Ardón, Don H, entre 2004 y 2008, ganó más protagonismo y trasegó entre 1,500 y 2,000 kilogramos de coca, gracias a las conexiones que estableció con Tito Montes Bobadilla y el Rojo, quien iniciaba en el negocio, según un documento de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

LEA: Las declaraciones más impactantes que brindó "El Rojo" en el juicio de Tony Hernández

En ese período, Don H participó en el transporte de 153 toneladas de cocaína. Entre 2008 y 2010, introdujo unas 20 toneladas de efedrina para lugartenientes del mexicano Joaquín Guzmán.

Mientras Don H dirigía las operaciones, coordinaba la logística y sobornaba funcionarios, el Rojo trabajaba en su cartel como chofer, transportaba la droga entre el litoral atlántico, Copán y la frontera de Guatemala.

Por un par de años, el Rojo mostró respeto y fidelidad a Don H, al extremo de coordinar algunos crímenes que él le ordenó. Por ejemplo, en 2003, cuando asumió un rol administrativo bajo la dirección de Juan José León, un rival conocido como Chepe Piko le robó coca y le ordenó al Rojo que investigara el caso. Este obedeció y hasta torturó y mató a un trabajador del enemigo.

En noviembre de 2008, las autoridades francesas incautaron un cargamento de efedrina con destino a Puerto Cortés. Don H reaccionó molestó y le pidió al Rojo que matara al diputado Mario Fernando Hernández Bonilla si estaba importando efedrina sin su conocimiento.

La sociedad se rompió, según el documento de la Fiscalía, aproximadamente en 2010, cuando un proveedor colombiano le dijo a Don H que el Rojo “tenía una deuda con un colombiano por envíos previos de drogas”.

LEA: Juicio contra Tony Hernández: exnarco dice que pagó $100,000 para campañas de Pepe y JOH

Don H no estaba al tanto de esos envíos y reaccionó en 2008 cuando descubrió que el diputado Hernández Bonilla era responsable de la importación.

Enfurecido, porque se sintió traicionado, contrató a un sicario, llamado Jorge Guifarro, alias Vaquero, para matar al Rojo. También buscó la asistencia de Devis Rivera Maradiaga, uno de los Cachiros, con el objetivo de acceder a otros asesinos capaces de aniquilar a Díaz Morales.

El Rojo sobrevivió a varios intentos de asesinato, pero él también contrató a sicarios para matar a Don H y a familiares.

En 2012, el Rojo ordenó el asesinato de José Javier Benítez Rosa, primo de Don H. En ese hecho, ocurrido en San Pedro Sula en 2012 murió una niña de tres años.

2 claves de la sociedad:

1

socios

Don H forjó una relación criminal con el Rojo en Copán para recibir y asegurar el paso de miles de kilogramos de cocaína al año.

2

ENEMIGOS

En 2010, Don H contrató sicarios para matar al Rojo, pues este importó droga de Colombia sin su consentimiento.