Más noticias

Otra menor es mordida por una serpiente en Choluteca

El pasado 30 de noviembre un niño falleció después de ser atacado por una serpiente coral.

Otra niña también fue mordida por una serpiente no venenosa y tras aplicársele antibióticos se encuentra fuera de peligro.
Otra niña también fue mordida por una serpiente no venenosa y tras aplicársele antibióticos se encuentra fuera de peligro.

Choluteca, Honduras.

Una menor de edad fue mordida por un serpiente venenosa, el hecho ocurrió en Choluteca, zona sur del país.

La pequeña responde al nombre de Daniela Alexandra Aguirre de nueve años de edad.

Tras ser atacada por el réptil sus familiares la llevaron de inmediato al Hospital Regional del Sur.

Los parientes de Daniela capturaron a la serpiente y la llevaron al centro médico para que los doctores supieran qué antídoto utilizar.

No se sabe qué tipo de serpiente mordió a la niña, quien de momento se recupera.

serpiente2victima(800x600)
Serpiente que mordió a Daniela Alexandra Aguirre.

- Antecedente -

El pasado 29 de noviembre, Elvin Martínez de seis años de edad fue mordido en uno de sus dedos de la mano izquierda por una serpiente coral cuando él y su padre se hallaban fuera de la casa.

Su padre lo llevó al Hospital Regional del Sur, pero los médicos para poder darle el antídoto necesitaban llevarlo hacia Tegucigalpa, lastimosamente debido a que no habían ambulancias se postergó el traslado.

El desesperado padre buscó alternativas para llevar a su vástago a la capital: cotizó ambulancias privadas pero su presupuesto no le alcanzó aún con la ayuda monetaria de varias personas.

Desafortunadamente, Elvin no logró soportar el veneno del reptil y falleció. La Secretaría de Salud mediante un comunicado expresó que el menor era alérgico al antídoto.

Días después, otra menor fue ingresada al mismo hospital tras ser mordida por una serpiente de coral en la aldea de Linaca, en el municipio de Choluteca, zona sur de Honduras.

La menor fue identificada como Yesly Martínez Carranza quien al ingresar al hospital, los médicos inyectaron los antibióticos.

Afortunadamente, la especie de coral que mordió a la niña no es venenosa, por lo tanto la menor se halla fuera de peligro dentro del centro asistencial.