Liberales y nacionalistas contarán una vez los votos; Libre, tres

El Partido Liberal y el Partido Nacional realizarán el escrutinio en la Mesa Electoral Receptora (MER) Libre en la MER, en el Consejo Local y Consejo Departamental.

Los partidos políticos serán los responsables de contar sus votos.
Los partidos políticos serán los responsables de contar sus votos.

SAN PEDRO SULA.

Como lo han hecho históricamente, el Partido Nacional y el Partido Liberal contarán solamente una vez los votos; es decir, harán el escrutinio en las Mesas Electorales Receptoras (MER), pero Libertad y Refundación (Libre) romperá el esquema tradicional al realizar dos adicionales para “desmontar el fraude”, según sus dirigentes, en las próximas elecciones primarias.

Los nacionalistas y liberales contarán los votos en la MER y, después de levantar y firmar el acta de cierre, empacarán los materiales en una bolsa de seguridad que enviarán de manera inmediata a Tegucigalpa al Consejo Nacional Electoral (CNE), pero también respaldarán los resultados con actas municipales y departamentales.

En una sesión celebrada el 21 de febrero, Ana Paola Hall García, consejera presidenta del CNE, planteó que los partidos independientemente de sus agendas particulares deben realizar “conteos de votos en las MER, actas certificadas en cada municipio y en cada cabecera departamental”.

Las “actas departamentales con base en los resultados de las actas municipales son un buen mecanismo, son un buen mecanismo porque garantiza transparencia, son un buen mecanismo porque garantiza que los resultados se puedan conocer progresivamente de forma ilustrativa y se puedan confrontar después con los resultados del escrutinio definitivo que hace el órgano electoral y que por ley debemos hacer con base en las actas de cada MER(…)”, dijo.

apuntesb-020321(800x600)
Los partidos políticos recibirán credenciales sin el nombre de los representantes de las mesas electorales. En el pasado, esto ha permitido la venta de esos documentos.

Libre, en cambio, además que efectuará el escrutinio en la MER y levantará el acta de cierre como lo indica la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, trasladará los sufragios a un centro municipal y luego a un centro departamental para hacer nuevos conteos de manera pública.

Rixi Moncada, consejera vocal de Libre en el CNE, escribió recientemente en su cuenta de Twitter que “por unanimidad” aprobaron “conteos municipales y departamentales e histórica auditoría sobre cuadernos de votación y cruce de datos de tres partidos”. En ese mismo Tweet dijo que el “CNE apoyará a cada partido que en su lucha por desmontar el fraude interno y primario decida implementar conteos”.

Cristian Murillo, quien aspira a convertirse en coordinador departamental en Cortés por el movimiento Pueblo Organizado en Resistencia (POR) de Libre, le explicó a Diario LA PRENSA que dentro de este partido “los miembros de las Mesas Electorales Receptoras harán el primer conteo y un acta de cierre con copias para cada movimiento”.

Credenciales sin nombre y apellido
El Consejo Nacional Electoral (CNE) comenzó ayer a imprimir 39,800 credenciales sin nombre y apellido para los miembros que los partidos Liberal y Nacional tendrán en las mesas electorales receptoras.
Ese organismo le entregará 23,880 documentos del Partido Liberal y 15,920 del Partido Nacional.El CNE imprimirá 71,640 para el partido Libertad y Refundación (Libre) e igualmente les llegarán a los dirigentes en blanco debido a que no todos los movimientos internos de esa institución enviaron la lista de los representantes en las mesas. El Consejo espera que políticos de las tres instituciones no las utilicen para fines fraudulentos, debido a que les llegarán en blanco a sus manos.

“También, los miembros MER harán una copia del acta certificada para el Consejo Electoral Municipal del partido que igualmente hará su propio conteo.

El Consejo Electoral Municipal levantará un acta para la coordinación del Consejo Electoral Departamental y luego este tendrá que subir el acta al Consejo Nacional Electoral”, dijo.

Murillo manifestó que los miembros del Consejo Municipal y Consejo Departamental “están integrados por los diferentes representantes de movimientos y alianzas del partido Libre que han sido juramentados por el CNE”.

El Partido Nacional, según Reynaldo Ekónomo, confiará una vez más en el único escrutinio que los representantes de los diferentes movimientos acreditados en las MER realizarán al terminar la jornada y en los resultados que ofrecerá el CNE.

“El escrutinio será público. Las personas que quieran pueden estar alrededor del aula, no adentro, para escuchar cuando los miembros de la MER digan voto para Unidad Esperanza o voto para Juntos Podemos. Nosotros apostamos por el conteo en la mesa y ese será el conteo que se respetará”, dijo Ekónomo, miembro del Comité Central del Partido Nacional.

3 claves de la jornada electoral: A las 4:00 de la tarde terminará la votación y se comenzará el conteo de votos
Actas. En todo el proceso habrá 23,880 Mesas Electorales Receptoras (MER) distribuidas en los 18 departamentos. Cada una generará un acta que deberá llegar al Consejo Nacional Electoral.
Inicio del conteo. El conteo de votos comenzará en la mesa una vez que haya ejercido el sufragio la última persona que quedó en la fila después de las 4:00 pm. El artículo 172 de la Ley Electoral establece que “la votación se desarrollará sin interrupción hasta las dieciséis horas (4:00 p.m.); después de esa hora, solamente pueden votar los ciudadanos que estén haciendo fila a la hora del cierre, previa verificación por parte del Secretario de la Mesa Electoral Receptora”.
No hay TREP. No habrá conteo rápido ni Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).
El centro de cómputo del CNE dará los primeros resultados aproximadamente después de las 7:00 pm de las actas de Francisco Morazán.

En estas elecciones primarias, el CNE no podrá recibir de manera inmediata las actas escaneadas de las Mesas Electorales Receptoras por carecer de tecnología como el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) utilizado en las elecciones generales de 2017.

Las autoridades del CNE, inclusive Ana Paola Hall García, reconocieron en la sesión del 21 de febrero que el escrutinio definitivo “no será tan sistematizado como están acostumbrados”, pero “estará rodeado de observadores”.

Miguel Martínez, miembro de la Unidad de Comunicación y Prensa del CNE, le dijo a Diario LA PRENSA que “esta vez no habrá TREP” y los partidos tendrán que enviar de una vez las actas al CNE y en un máximo de tres días, podría ser antes, los hondureños conocerán los candidatos presidenciales”.

“El resultado de diputados y alcaldes tardará un poco más. Solo en Libre son nueve movimientos, los liberales son tres y los nacionalistas son dos. Cada uno de ellos llevará un ritmo distinto, pero tienen un máximo de 30 días. Esa es la fecha oficial. El resultado oficial debe darse antes de 30 días”, dijo Martínez.

Para que los ciudadanos reciban información preliminar sobre el nivel presidencial, con la salvedad de que no es oficial y no será reconocida por la autoridad competente, el CNE permitirá que empresas privadas realicen encuestas a “pie de urna en todo el país” y que transmitan resultados dos horas después del cierre oficial de la votación.

Maribel Espinoza, vicepresidenta del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal, advierte que, esta vez, por no haber un conteo rápido “habrá incertidumbre y una serie de situaciones de las cuales serán responsables el Partido Nacional porque en el Consejo Nacional Electoral no tuvieron los fondos a tiempo para hacer las contrataciones con la debida antelación”.

La responsabilidad de contar los votos no corresponde a los partidos

Maribel Espinoza, vicepresidenta del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal, considera que por no haber una nueva ley electoral los partidos políticos optan por contar los votos.

“La transparencia que todos deseábamos se hubiese logrado con una nueva ley electoral, estableciendo con claridad todos los mecanismos para asegurarnos que el voto de los ciudadanos no va a ser manipulado. Sin embargo, ante la falta de la voluntad política, especialmente del partido de Gobierno, no se logró consensuar y aprobar una nueva ley electoral para las elecciones primarias”, criticó.

Espinoza dijo que “aunque los partidos políticos se hayan puesto de acuerdo (…) la responsabilidad de contar los votos no corresponde a los partidos, corresponde a los representantes de los partidos que integran la mesa y por otra parte estos están bajo la responsabilidad del Consejo Nacional Electoral que finalmente va a contar los votos”.

“Estamos en un proceso electoral muy atípico porque el partido de Gobierno ha estado boicoteándolo desde el primer día. Ellos indudablemente no están interesados en que haya transparencia, sino opacidad. En cuanto al mecanismo que va a utilizar Libre, es una decisión interna del partido que yo respeto. El problema que tenemos es que se le está dando más importancia a cosas menores y se está llamando al silencio a las cosas importantes, como es el censo electoral, cuya autenticidad garantiza la transparencia del proceso”, dijo.

Pero aún “con todas estas dificultades”, Espinoza llama a los hondureños “a ir a votar teniendo en cuenta que en esta elección primaria se define parte de la historia de Honduras y por eso deben razonar su voto”.

jh-maribelESPINOZA-020321(800x600)
Maribel Espinoza, vicepresidenta del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal.
La Prensa