Restaurar la institucionalidad del Estado, la apuesta de Luis Zelaya

Con su "Plan Esperanza", Zelaya busca lograr que los electores confíen nuevamente en el Partido Liberal.

Luis Zelaya opta por primera vez en su vida a un cargo de elección popular.
Luis Zelaya opta por primera vez en su vida a un cargo de elección popular.

Tegucigalpa, Honduras.

De amplia tradición liberal pero que nunca había optado a un cargo de elección popular, el ingeniero Luis Zelaya Medrano se presenta este año como esa opción fresca que puede darle otra cara al escenario político hondureño, el cual se prepara para celebrar unas elecciones generales inéditas con la conformación de una alianza entre dos partidos políticos y la primera candidatura que opta a una reelección.

Con su "Plan Esperanza", Zelaya busca convencer a los electores que él es el más indicado para dirigir una nación que tiene grandes retos en materias de seguridad, educación, salud y una economía débil.

Ante estos desafíos, el candidato liberal centra su propuesta en devolverle la institucionalidad al Estado que, para él, es una de las principales causas de deterioro del país, ya que genera un clima propicio para abusos, corrupción y desigualdad.

Luis Zelaya 7(800x600)
Yuri Sabas, Luis Zelaya, Marlon Lara y Leopoldo Criveli durante una concentración en San Pedro Sula.

De la juventud liberal a candidato presidencial

Luis Orlando Zelaya nació el 24 de octubre de 1967 en Tegucigalpa. Es un ingeniero industrial y en sistemas graduado en el Instituto Tecnológico de Monterrey, México; posteriormente cursó estudios de especialización en Alemania e Italia.

Realizó sus primeros años de formación en el Instituto San Francisco de Comayagüela, cerca de donde creció.

Profesionalmente empezó como coordinador del laboratorio de Unitec, luego fue jefe de la carrera de Ingeniería Industrial, decano, vicerrector hasta alcanzar la rectoría de la universidad.

Está casado con Anna Lucía Acosta desde hace más de 25 años y tiene tres hijos.

Inició su carrera política hace más de 20 años, en donde trabajaba con la Juventud Liberal, acompañado por su hermano y exdiputado en el Congreso Nacional, Iván Zelaya Medrano.

El 16 de octubre de 2016 lanzó oficialmente su precandidatura a la presidencia de Honduras y ganó las elecciones primarias del pasado mes de marzo.

Zelaya dijo que decidió optar a la silla presidencial de Honduras movido por tres casos: el desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), el juicio de Kevin Solórzano y la debilidad manifiesta de la institucionalidad del país.

Luis Zelaya Familia 2(800x600)
Luis Zelaya y su esposa Ana Acosta junto a sus tres hijos.

Los pilares del "Plan Esperanza"

Luis Zelaya propone a los hondureños un gobierno basado en el liberalismo social que se centrará en cinco grandes pilares: Reconstrucción del Estado de derecho y la institucionalidad, educación, salud y protección social, seguridad humana, reactivación económica para la generación de empleo y gobierno eficiente y tecnológico.

Para lograr fortalecer la institucionalidad del Estado, Zelaya plantea la despolitización del aparato estatal a través de concursos para evaluar a los mejores ciudadanos que quieran servir a su país en el gobierno.

También sugiere la creación de la Ley del consejo de la judicatura, reestructuración del consejo ciudadano del Ministerio Público, creación del Tribunal Constitucional, derogación de la ley de secretos y la revisión inmediata de los fondos de la tasa de seguridad así como el apoyo firme a la MACCIH.

En cuanto a la Seguridad ciudadana, el Partido Liberal plantea estrategias basadas en la prevención, control, disuasión, rehabilitación e inserción a la sociedad de las personas que tengan problemas con la justicia.

La economía será impulsada por un modelo de desarrollo inclusivo y "sin privilegios" para nadie que permita generar oportunidades para todos.

Para ello, el gobierno de Luis Zelaya realizará inversiones en la insfraestructura física, logística productiva y comercial. Además promete la cración de parques agroindustriales. También secompromete a derogar el cobro del 1.5 por ciento sobre los ingresos anuales de las empresas.

Luis Zelaya 4(800x600)
Luis Zelaya junto al candidato a alcalde de La Ceiba, Jerry Francisco Sabio.

Educación, protección social y tecnología

Siendo Zelaya un educador y exrector universitario, la educación es un campo prioritario en el que trabajará el gobierno liberal que dedicará sus esfuerzos en garantizar la promoción de los valores, la generación de estudiantes bilingües, fomentar el avance tecnológico y el emprendimiento.

La protección social del gobierno liberal garantiza el apoyo a la mujer, al adulto mayor y a las personas con discapacidad. Programas de vivienda y de acceso de agua potable para las personas de escasos recursos también están contemplados en el el "Plan Esperanza".

Zelaya también pretende lograr la modernización tecnológica del aparato estatal hondureño para llevar un mejor control de los recursos del país y lograr la confianza de la población al tener toda la información gubernamental en línea.

Para ello se trabajará en la revisión y definición de la estructura funcional y marco legal para la implementación de un gobierno electrónico que transformará instituciones como el Registro Nacional de las Personas (RNP), el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y se simplificarán los engorrosos procesos administrativos.

Las elecciones generales de noviembre suponen un duro reto para el Partido Liberal de Honduras que espera recuperar el terreno perdidido desde los acontecimientos de junio de 2009 y por los que el propio Luis Zelaya ha pedido perdón en más de una ocasión.

Con este plan, Luis Zelaya confía en que los hondureños le darán el voto de confianza que lo lleve a convertirse en el próximo presidente de los hondureños.

La Prensa