Más noticias

EEH reconoce que no cumplió con reducción de pérdidas

El consorcio dice que una de las causas es el cambio de reglas que les impusieron como la devolución de dinero a miles de clientes. Enee cree que EEH no ha invertido lo suficiente.

55,000 lámparas del alumbrado público permanecen encendidas las 24 horas a nivel nacional, según EEH.
55,000 lámparas del alumbrado público permanecen encendidas las 24 horas a nivel nacional, según EEH.

Tegucigalpa, Honduras.

La Empresa Energía Honduras (EEH) admitió que no cumplió con el porcentaje de reducción de pérdidas de 3% previsto para 2018, debido a causas que no son inherentes únicamente a ellos, sino a otros aspectos que defenderán científicamente en el comité ejecutivo que fue creado para darle seguimiento al fideicomiso.

Aunque EEH reconoce que no cumplió la meta de 2018, la cifra tiene que ser oficializada por la empresa canadiense Manitoba Hydro Internacional, que es la auditora del contrato de concesión otorgado por siete años al consorcio honduro-colombiano.

De acuerdo con EEH, una de las razones para no lograr la reducción es el incumplimiento del contrato por parte del Estado.

EEH sostiene que si no se hubieran violentado las reglas del convenio, entre ellas, hacer algunas devoluciones a los abonados, hubiesen cumplido el objetivo del segundo año.

En 2018, EEH reembolsó unos 60 millones de lempiras por reclamos de altos consumos de más de 117,000 abonados.

Causas de la crisis de la ENEE

EEH y la Enee no han erradicado varias causas que provocan un alto gasto de energía y limitan la reducción de pérdidas.

1

ALUMBRADO PÚBLICO

El sistema de alumbrado público de la Enee sigue siendo obsoleto, porque aunque se está en un proceso de instalar lámparas con tecnología led, aún hay focos fluorescentes e incandescentes que son los que más energía consumen y eso se cobra a los consumidores.

2

costosos contratos

La Enee actualmente tiene activos más de 80 contratos de suministro de energía eléctrica, muchos de los cuales fueron suscritos a sobreprecios de mercado, además de pagar cargos fijos que los encarecen y los vuelven insostenibles en sus pagos.

3

Lecturas promedio

Cuando EEH recibió la concesión, unos 400,000 abonados pagaban su recibo en base a un promedio de consumo.Después de dos años, a 190,000 clientes se les sigue promediando su consumo con un impacto negativo en las finanzas de la Enee.

Tres meses después del cierre de 2018, los involucrados en el tema aún no terminan de consolidar sus números, y uno de los puntos en discusión es la metodología empleada en el plan de medición de pérdidas, que según el consorcio sufrió varios sobresaltos.

Entre las causas relevantes del incumplimiento también figuran, de acuerdo con EEH, la transición para tomar el control del proceso comercial que estaba en manos de otras empresas, así como los impactos en otros cambios regulatorios del contrato, especialmente las devoluciones que no fueron compensadas ni renegociadas.

Renegociación del contrato

Ante ese panorama, EEH propuso oficialmente al Gobierno una revisión del contrato y le manifestó que están dispuestos a bajar los costos de la concesión a cambio de que alarguen el fideicomiso y les den otras atribuciones que les permita ganar más dinero.

El contrato actual obliga a la Enee a pagar un costo fijo mensual de 14.5 millones de dólares el primer año y 15.5 millones el segundo año, pero la estatal solo les ha transferido mensualmente 10.5 millones y de forma interrumpida.

Para renegociar, EEH pide la expansión del sistema de distribución que es una las causas para que los industriales, especialmente de la costa norte, no puedan expandir su aparato productivo. En este punto, EEH dice que se debe definir la fuente financiera para que ellos ejecuten ese plan de acción.

De acuerdo con EEH, actualmente la expansión y la repotenciación de energía que reclama la empresa privada, es una responsabilidad de la Enee y el papel de ellos es el de operador, por lo que su papel no puede ir más allá.

Por su parte, el asesor de la gerencia de la Enee, Fidel Torres, dijo que están abiertos a discutir los términos de una renegociación haciendo todos los análisis de las causas que no han permitido el cumplimiento de las metas trazadas.

La concesionaria también deja a opción de la Enee, la operación del sistema de alumbrado público, ya que en el actual contrato no figura como una de sus responsabilidades.

Una de las visiones de EEH es que se debe revisar toda la estrategia y estructura de negocios, incluyendo la generación y distribución, con un plan de acción altamente responsable.

Abonados no deben pagar ineficiencias

TEGUCIGALPA. La crisis que atraviesa la Empresa Hondureña de Energía Eléctrica (Enee) es el resultado de la forma desastrosa en que se ha manejado el sistema eléctrico nacional, que no es distinto a la forma en que se han manejado otros sectores como la educación y la salud, que también están en crisis.Lo que está sucediendo en este momento es que la población siente que ya no hay forma de seguirse hundiendo más de lo que está y no ve soluciones a la vista.

El incremento promedio de 10.5% al costo de la energía impactará negativamente en toda la economía, y debe preocupar a todos los sectores, porque ninguno puede apartarse de los efectos del problema que debió resolver el Estado hace años a través de la Enee.

Ya la deuda de la Enee supera los 60,000 millones de lempiras, y ya no impactan solo en esa empresa, sino en el resto de la economía hondureña, y es el principal obstáculo para negociar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La situación obliga al Gobierno a tomar medidas urgentes para recuperar a la Enee y debe comenzar con la renegociación de los contratos de generación de energía, pero por ahora lo que se ve es que solo están tomando acciones por la vía del ajuste de las tarifas.Están poniendo al usuario final como responsable del pago de todas las malas decisiones que ha tomado el Estado en el tema de energía eléctrica.
Por eso la tarifa residencial ya es la segunda más alta de Centroamérica.