Más noticias

Banadesa no cerrará sus operaciones: Gobierno

Varios sectores productivos están analizando el tema a nivel nacional y buscando nuevas opciones de préstamos.

Los grandes productores van a la banca privada y los pequeños se quedan con la banca de desarrollo, y por eso, estos agricultores están condenados a desaparecer, según analistas.
Los grandes productores van a la banca privada y los pequeños se quedan con la banca de desarrollo, y por eso, estos agricultores están condenados a desaparecer, según analistas.

Tegucigalpa, Honduras.

El debate sobre el futuro del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) sigue abierto, y aunque los poderes Ejecutivo y Legislativo aseguraron que no será clausurado, no se conoce un plan de acción claro para profundizar su rescate, y los miles de productores que dependen de ese financiamiento aún no saben si tendrán fondos para iniciar la siembra de primera, que en algunos lugares comienza en abril.

Aunque la principal causa de la crisis financiera del banco es el déficit de unos 2,000 millones de lempiras por la falta de pago, la lista de morosos de la institución está protegida bajo el concepto de secreto bancario, dijo a LA PRENSA, la presidenta del Banco Hondureño para la Producción y Vivienda (Banhprovi), Mayra Falk, quien encabeza la administración de Banadesa, mientras se supera el entuerto que tiene envuelta esa institución.

Falck ratificó ayer que el banco no cerrará operaciones, sin embargo advirtió que los productores que mantienen deudas deben pagarlas.

“El ministro Ebal Díaz dijo contundentemente que no se cierra Banadesa, pero el decreto va a afectar las finanzas de la institución”, indicó.

Reveló que la mora de los productores, hasta marzo de 2018 cuando el decreto se comenzó a discutir, era de 17.8 % y en la actualidad es del 68 %.

Muchos de los productores están esperando con ansias la interpretación de un artículo del decreto legislativo 47-2018, referente a un alivio de intereses que manda esa normativa en el marco de una readecuación y refinanciamiento de deudas vencidas, y mientras eso no ocurra, no podrán ser beneficiados con nuevos desembolsos.

Por lo pronto, Banhprovi ya envió la solicitud de interpretación del artículo dos de ese decreto, y es probable que por su urgencia esta sea resuelta esta semana, ya que el propio Congreso Nacional está interesado en resolver la situación del histórico banco.

Víctima de políticos

Analistas coinciden en que la situación del banco se deriva de varios factores internos y externos, los cuales no se han enfrentado de la manera más correcta, por el contrario, se han ido resolviendo con decisiones de carácter político que son las que han profundizado su crisis. El director ejecutivo de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), Céleo Osorio, dijo que a raíz de la problemática, están realizando reuniones con diferentes sectores productivos para analizar con más profundidad la problemática y emitir sus propios juicios de valor, y si es prudente, aportar recomendaciones. En el proceso de análisis también figura el decreto 47-2018 partiendo de un enfoque global de los financiamientos, dijo Osorio.

“Una inquietud de los productores es la aplicación de ese decreto y cuál es la expectativa de la disponibilidad de recursos para las próximas cosechas”. El director ejecutivo de la Fenagh comentó que si no se destraba el tema de Banadesa, los productores tienen la opción de acudir a Banhprovi que ahora tiene una ventanilla de primer piso, es decir que no se requiere de agentes intermediarios para solicitar créditos con fines de producción.