Más noticias

Traspasan a la alcaldía equipos del cuestionado proyecto de vigilancia

El Ministerio Público lo tenía en depósito en la Policía por una investigación que inició en 2015.

Personal de la Atic y de la alcaldía cuando evaluaban el sistema de monitoreo.
Personal de la Atic y de la alcaldía cuando evaluaban el sistema de monitoreo.

La Ceiba, Honduras.

La Fiscalía traspasó ayer a la alcaldía de La Ceiba una parte de los equipos del cuestionado proyecto de cámaras de vigilancia que nunca funcionó, y que estaba en depósito en Policía.

Personal de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y del Ministerio Público, junto con representantes de la comuna ceibeña y de la Policía Nacional, hicieron un inventario de los equipos del moderno sistema de vigilancia que compró la administración del exalcalde Carlos Aguilar en 2012.

El sistema de monitoreo permanecía abandonado en la oficina de Comunicaciones y Estrategias de la Unidad Departamental de Policía de Atlántida, luego que la Fiscalía lo tenía en depósito por una investigación que inició en 2015 por una supuesta sobrevaloración en su compra. La alcaldía de aquel entonces invirtió unos 12 millones de lempiras.

“Lo que se está haciendo aquí es la entrega del equipo que se decomisó a la alcaldía de La Ceiba en el período de Carlos Aguilar (alcalde 2010-2014 y 2014-2018), ahora los vamos a recibir para ponerlo en funcionamiento”, aclaró Nahún Euceda, uno de los procuradores municipales de La Ceiba.

Entre lo entregado hay monitores de televisión, fuentes de voltaje, teclados, entre otras partes de computadoras, “las cámaras sabemos que están instaladas en los semáforos y otros puntos de la ciudad”, precisó el funcionario municipal.

Informó que los equipos serán llevados a las oficinas de la Municipalidad. “Sobre eso no sabemos qué se tiene planeado para el equipo. La Policía solo era depositaria, la alcaldía es la dueña y se entregó a la Fiscalía para que se hiciera la investigación en aquel momento en el período 2012 a 2014, y ahorita se está haciendo entrega y estamos aquí para recibirlo”, recalcó el procurador municipal.

Las investigaciones del denominado caso el “camarazo” continúan, y los equipos ya fueron evaluados por las autoridades. Debido a una petición que hizo la jefatura policial al Ministerio Público para que retirara estos equipos de la oficina de Comunicaciones y Estrategias, se tomó la decisión ayer de traspasarlos a la comuna, que es la dueña legal.

Este sistema de vigilancia nunca funcionó desde que fue inaugurado por las autoridades locales en 2012.

Surgió ante la desesperación de la alcaldía por la ola de violencia que sacudió a la ciudad hace más de cinco años.

Un informe presentado por el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), en agosto de 2014, reveló varias irregularidades cometidas en el proceso de compra de cámaras de seguridad adquiridas por la alcaldía de La Ceiba.