Aduanas recupera tributación con segunda subasta en La Mesa

Dentro de dos semanas celebran la quinta venta pública en Puerto Cortés.

Ofertantes participan en la cuarta subasta pública que realizó la Dirección Adjunta de Rentas Aduaneras (Dara) en La Mesa ayer.
Ofertantes participan en la cuarta subasta pública que realizó la Dirección Adjunta de Rentas Aduaneras (Dara) en La Mesa ayer.

San Pedro Sula, Honduras

Ofertantes de la zona norte asistieron ayer a la segunda subasta que la Dirección Adjunta de Rentas Aduaneras (Dara) organiza en la aduana La Mesa en 2018.

El 20 de este mes, la dependencia bajo la coordinación de Comisión Presidencial de Reforma Integral del Sistema Aduanero y Operadores de Comercio (Coprisao) llevará a cabo el tercer remate de lotes en la administración de aduanas de Puerto Cortés, para completar cinco subastas desarrolladas este año en el país.

En la actividad de ayer fueron puestos en subasta 723 lotes, con los que el Estado buscaba recuperar más de 1.7 millones de lempiras ($70,840). En las tres ventas anteriores el Estado ha recuperado 6.8 millones de lempiras ($274,000).

Según informaron funcionarios de la Dara, registraron 27 ofertantes, quienes pujaron por las partidas, la mayoría compuestas de ropa, teléfonos móviles, joyería, mueblería y repuestos de carro.

De la Agencia Internacional Marítima S.A. (Airmar) eran 32 lotes, de Swissport unos 265, DHL Honduras sumó 221, Servicios Internacional de Carga (Sicarga) reportó 12 y Hondumares totalizó 193.

“Además de recuperar los tributos aduaneros buscamos liberar espacios y, de una u otra forma, que todo obligado tributario que tenga estas mercancías en abandono puedan rescatarlas también”, dijo Fanny Estrada, jefa de Operaciones Aduaneras de la Dara.

Reglamento. Con base en la ley del Código Aduanero Uniforme Centroamericano (Cauca) y del Reglamento del Código Aduanero Uniforme Centroamericano (Recauca), las mercancías que no se hubieren sometido a un régimen u operación aduanera dentro de los plazos establecidos en el reglamento son declaradas en abandono.

En ese caso, las mercancías abandonadas y las que han sido objeto de comiso podrán ser vendidas en subastas públicas por el servicio aduanero o sometidas a otras formas de disposición de conformidad con el código aduanero.

“La subasta es de libre concurrencia, los interesados en participar podrán registrarse con su tarjeta de identidad, a excepción de los funcionarios o empleados de Dara, quienes no podrán participar directa o indirectamente como oferentes”, detalló Eny Bautista, comisionada presidente de la Coprisao, sobre el proceso de registro para la próxima venta.

La Prensa