Más noticias

Campaña Infantil 2018 llegó a más de 37,800 niños de SPS

El programa de valores finalizó con una caminata en donde participaron estudiantes de varios centros educativos.

Varios escolares de diferentes centros educativos de San Pedro Sula desfilaron ayer por la tercera avenida hasta llegar a la Catedral San Pedro Apóstol.
Varios escolares de diferentes centros educativos de San Pedro Sula desfilaron ayer por la tercera avenida hasta llegar a la Catedral San Pedro Apóstol. / Fotos: Melvin Cubas

San Pedro Sula, Honduras.

En más de un 90% se cumplieron las metas establecidas en la Campaña Infantil 2018 que finalizó con un desfile ayer en la tercera avenida.

El programa de la Iglesia Católica, que cumplió su 40 aniversario este año, tiene como objetivo inculcar y rescatar en los niños y jóvenes los valores.

Anualmente, la Iglesia Católica elige para cada temporada un valor como la paz, la solidaridad, el perdón, la amistad. En esta ocasión quisieron promover entre los menores el deseo de cuidar el ambiente, como manda el papa Francisco en su solicitud de velar por la casa común (el planeta).

“El Tesoro de la Creación”, fue el tema elegido en la 40 edición de la Campaña Infantil y que se desglosó en siete valores vistos durante las siete semanas que dura el programa.

El eslogan: “Cuidemos el tesoro que es la creación, amemos esta tierra que danza con el sol, ella guarda la vida en su corazón, el buen vivir de todos es su misión” fue promovido por los estudiantes de varios centros educativos que participaron ayer en la caminata por la tercera avenida.

kb-campaña5-080918(1024x768)
El girasol fue símbolo de la campaña infantil de este año.

Con esta actividad dieron por finalizada la Campaña Infantil de este año.

El programa llegó a más de 125,000 niños a nivel nacional, de los cuales unos 37,890 menores son de San Pedro Sula. En la iniciativa se involucraron 1,838 maestros de 127 centros educativos en la Capital Industrial. A nivel nacional fueron más de 600 escuelas y colegios.

Rosa María Maradiaga, coordinadora del programa de valores y quien tiene 30 años al frente de la campaña, manifestó que las metas de cobertura durante las semanas que duró el programa se cumplieron en más de un 90%.

“Quiero agradecer a dos empresas muy importantes para nosotros como ser Diario LA PRENSA, que es la que nos dona anualmente el material que va hacia los maestros, y Embotelladora de Sula, que también nos proporciona material didáctico para la campaña”, expresó Maradiaga.

Exaltando los valores

La Campaña Infantil comenzó en 1978 promulgando los derechos del niño y desde entonces han promovido valores como la familia, la amistad, el respeto, la honestidad, la responsabilidad y la paz, algunos se han repetido por su importancia en el desarrollo del niño. “Todos vamos enfocado en lo que nos manda el papa, porque a todos nos interesa sin importar la religión a la que pertenezcamos, porque la creación es de todos y los niños lo han asumido con mucha responsabilidad”, dijo Maradiaga.

El símbolo de la campaña de este año fue un girasol llamado Cashi que en lenca significa sol. El desfile que comenzó muy temprano finalizó en la catedral San Pedro Apóstol en donde hubo actividades con los estudiantes. Allí se premió a los centros educativos que ganaron un concurso sobre el diseño de diplomas sobre la campaña y elaborando un dibujo con base a un cuento que se les narró.

MC Camp infantil (14)(1024x768)
Los niños portaron mensajes en favor de los valores.

De San Pedro Sula ganó el centro de educación básica Luis Landa. El apoyo de las empresas patrocinadoras también fue reconocido.

Glenis Mejía, párroco de la Catedral San Pedro Apóstol, declaró que el programa de valores no es una iniciativa humana sino de Dios, que es quien manda a querernos los unos con los otros y a vivir en armonía haciendo el bien.

“Tenemos 40 años de decirle sí al Señor, de corresponderle a su mandato”, acotó.

Mejía subrayó que el Papa manda a toda la feligresía a cuidar del planeta. “Los niños recuerdan por años el mensaje de las campañas infantiles, es un impacto muy positivo en el corazón de los niños”, compartió Mejía.