Lucas Aguilera: De la lucha campesina a la contienda electoral de Honduras

Este año, la DC buscará mantener la posición que ha gozado entre el electorado hondureño durante las últimas tres décadas.

/

Tegucigalpa, Honduras.

Siguiendo los pasos de su padre y siendo él un labrador, Lucas Evangelisto Aguilera encabezó durante muchos años las filas de los grupos de campesinos que exigían el respeto a su dignidad y su derecho al trabajo. Ahora que las organizaciones campesinas han mermado, Aguilera busca librar la batalla desde otro frente: la silla presidencial de Honduras.

Siendo miembro del Partido Demócrata Cristiano de Honduras (PDCH) desde principios de la década de los años 70 del siglo XX, Aguilera busca el voto de los hondureños con un plan de gobierno enmarcado en la Doctrina Social Cristiana, la cual coloca al ser humano en el centro de la acción estatal y procura crear los espacios apropiados de crecimiento y desarrollo.

El plan del PDCH articula la acción productiva de la pequeña y mediana empresa como el motor de la dinámica económica del país sin excluir, claro está, a las grandes empresas, pero bajo condiciones y reglas transparentes y democráticas que contribuyan al crecimiento, equilibrado y sostenible, de un sistema socioeconómico y político basado en el bien común de la nación.

Del campo al escenario político

Lucas Evangelisto Aguilera Pineda nació el 22 de abril de 1958 en la aldea El Ocotillo, municipio de El Corpus, en el departamento de Choluteca, zona sur de Honduras.

A principios de la década de los 70, y cuando Lucas Evangelisto tenía apenas 15 años, su familia fue forzada a migrar hacia el departamento de Olancho debido al conflicto agrario que libraban campesinos y terratenientes en el sur del país. El inhóspito ambiente al que llegó la familia Aguilera les obligó a fundar, junto a otras familias, la comunidad de Nueva Palestina, que sigue en pie hasta nuestros días.

Máximo Aguilera, padre de Don Lucas, era un reconocido dirigente de la Unión Nacional de Campesinos (UNC) y fue asesinado en la conocida "masacre de Los Horcones" el 25 de junio de 1975. A partir ese momento, Lucas Evangelisto hizo suyas las luchas de su padre.

Fue secretario de la UNC hasta que se dividió y dió paso al surgimiento de la Asociación Campesina Nacional, de la cual Lucas Evangelisto fue presidente en 1993. Luego impulsó la fundación del Consejo Coordinador Campesino de Honduras (COCOCH), en el cual fungió como Coordinador General.

Actualmente es diputado suplente de Ramón Velásquez Názar y vicepresidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

En 1976 se casó con doña Emilia del Carmen Vallejo y tienen 10 hijos, quienes todos son profesionales.

En busca del desarrollo integral de Honduras

El modelo de gobierno que propone el Partido Demócrata Cristiano de Honduras para el próximo período presidencial se basa en 10 enfoques globales que buscan solventar los principales problemas que atraviesa la sociedad hondureña actualmente.

El candidato presidencial promete que durante su gobierno se creará una política nacional de empleo dirigida al sector privado que es el que se encargará de crear estas oportunidades para los hondureños. También se apunta a darle un enfoque ético a la gestión pública para evitar que la corrupción siga debilitando las bases del Estado.

Para ello, Aguilera pretende establecer la carrera administrativa del Estado que vendrá a modernizar los despachos gubernamentales a través de los avances científicos y tecnológicos puestos a la orden de los ciudadanos.

El gobierno de Aguilera apunta a la ejecución de megaproyectos para reducir el subdesarrollo del país, como la puesta en marcha de la construcción del ferrocarril interoceánico que uniría los puertos de Amapala y Puerto Castilla. Además de la creación de un megaprograma de aprovechamiento del suelo y un programa nacional de prevención social para frenar la violencia.

Estos proyectos vendrán a fortalecer la competitividad del país, que también es una meta del gobierno Democrático Cristiano.

El medio ambiente y el manejo de los recursos natruales del país es una preocupación para el candidato de la DC por lo que se plantean una serie de medidas que pretenden impulsar al país en esta temática.

Los derechos humanos, el acceso a la justicia y el rescate de plan de nación son otros tres puntos importantes en los que Lucas Aguilera promete trabajar durante su gestión.

El partido Demócrata Cristiano de Honduras, junto a otros seis partidos, es denominado como un partido pequeño; sin embargo, ha participado activamente de la vida democrática nacional logrando ocupar varios escaños en el Congreso Nacional de Honduras para poner un contrapeso a las corientes políticas dominantes.

Este año, la DC buscará mantener la posición que ha gozado entre el electorado hondureño durante las últimas tres décadas y tal vez lograr, por primera vez, colocarse al frente del gobierno de Honduras.

La Prensa