TEMAS DESTACADOS

La salud mental, un tesoro en estos tiempos

Rodéese de personas positivas. Apóyese de familia y amigos

San Pedro Sula, Honduras

¿Ha escuchado que algunas personas en son de broma dicen lo haré por salud mental...? Se ha preguntado qué impacto tiene en nuestras vidas.

La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando enfrentamos la vida. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás y tomamos decisiones.

Sin salud emocional no funcionamos de la misma manera, no somos eficientes ni efectivos. Es una prioridad porque de allí se desprenden todas las enfermedades físicas”, dice Magdalena Turcios, psicóloga clínica del hospital Mario Rivas.

LEA: ¿Se vacunó? siga cuidándose porque aun existen riesgos

La especialista comenta que si una persona experimenta frustación, tristeza, aislamiento o intentos suicidas, tiene deseos de huir, siente que los problemas le abruman más que antes, siente que la vida ya no es satisfactoria, sufre de desánimo y cansancio, sin duda alguna son factores de alerta. “Tal vez no esté cayendo en depresión porque hay varias etapas, pero sí son síntomas de un cuadro de ansiedad, que sí la llevará a depresión y hasta poner en riesgo su vida”.

Desarrollo de enfermedades

Turcios expresa que la salud mental en general de los hondureños ya estaba afectada antes del coronavirus y lo que hizo la pandemia fue venir a reforzar más esta condición vulnerable.

El tener deteriorada nuestra salud mental puede provocarnos enfermedades como colon irritable, gastritis, cánceres, diabetes, hipertensión, entre otras. Por ejemplo, los trastornos mentales pueden aumentar su riesgo de accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiacas. “Se tiene el concepto de que la salud física afecta la salud mental, pero no, es al contrario. A raíz de las enfermedades emocionales surgen las físicas”.

Además: El 70% de los diabéticos mueren por enfermedades cardiovasculares

Según la psicóloga, en los centros asistenciales son más mujeres que hombres quienes acuden en busca de ayuda, pero esto no significa que ellos no experimenten problemas de ansiedad o depresión.

“El confinamiento, la pérdida de un familiar, un negocio o se quedó sin trabajo son algunas de las causas, pero lastimosamente los hombres no externan lo que sienten”.

$!joyful balloon family.

Las personas felices tienen menos posibilidades de enfermarse y ven la vida de manera positiva.


Las señales

La especialista dice que los problemas de salud mental siempre tienen advertencias como ansiedad, la cual se manifiesta en angustia, miedos, frustaciones e irritabilidad.

“Hay una tendencia a manifestar tristeza, debilidad emocional, como el llanto fácil, explotamos con cualquier cosa, ya los problemas por más mínimos los vemos grandes o creamos visiones de túnel, donde no encontramos salidas, por ello muchas personas recurren a la idialización del suicidio o intento. Además, experimentan insomnio, descontrol en el apetito, porque puede comer mucho o poco, y aislamiento social”.

“Busque el vínculo familiar, el círculo de amistades, de repente no espere a que lo llamen. A veces si no nos llaman nosotros tomamos la iniciativa, la única persona que sabe lo que necesitamos somos nosotros mismos. Entonces no espere que el mundo externo le brinde atención, felicidad, sino que tenemos que buscarla continuamente”, dice Turcios.

Qué hacer

*Cuidar su salud física: Su salud física y mental están conectadas. Algunas formas de cuidar su salud física incluyen:

*Estar físicamente activo: El ejercicio puede reducir la sensación de estrés y depresión y mejorar su estado de ánimo.

*Dormir lo suficiente: El sueño afecta su estado de ánimo. Si no duerme bien, puede sentirse irritado y enojarse más fácilmente. A largo plazo, no dormir bien puede aumentar la probabilidad de tener depresión.

*Alimentarse saludablemente: Una buena nutrición le ayudará a sentirse mejor físicamente, pero también puede mejorar su estado de ánimo y disminuir la ansiedad y el estrés. Asimismo, no obtener una buena cantidad de ciertos nutrientes puede contribuir a algunas enfermedades mentales.