TEMAS DESTACADOS

Dígale adiós al reflujo gástrico con estos cinco consejos

Un gran porcentaje de la población sufre de reflujo por los malos hábitos alimenticios

The New York Times.

El reflujo gastroesofágico es una patología muy frecuente y casi todos en algún momento de nuestra vida hemos notado esa sensación de ardor o regurgitación de alimentos que sube desde el estómago y “nos quema” el esófago.

En algunas personas con enfermedad del reflujo gastroesofágico, también conocida como acidez crónica, un cambio a un estilo de vida más saludable podría ofrecer un alivio real de los síntomas.

El sobrepeso también se relaciona con el reflujo, porque el estómago está en una cavidad cerrada que se ve más o menos comprimida en función de la grasa abdominal que se tenga.

Cuanta más grasa mayor facilidad para el reflujo.

“En estos pacientes es muy importante la pérdida de peso, porque se ha visto que solo con adelgazar se consigue una mejoría de los síntomas”.

Siga estos cinco pasos:

1. -No fumar

2. -Comer bien

3. -Hacer ejercicio

4. -Limitar el café, el té y los refrescos.

5. -Mantener un peso corporal sano podría aliviar el reflujo en muchos pacientes.

Fumar y la obesidad también son factores de riesgo conocidos del reflujo, así como el café, el té y los refrescos, apuntó Chan.

En términos de la comida, los autores del estudio recomendaron una dieta de estilo mediterráneo, rica en granos integrales, frutas y verduras, y baja en azúcar y carne roja. Un estilo de vida podría reducir las causas físicas del reflujo al mejorar el tono del esófago y relajar el esfínter esofágico inferior.