La contaminación por incendios forestales afecta más a personas de escasos recursos

Las personas que viven en zonas contaminadas tienen un aumento de la mortalidad y el empeoramiento de enfermedades relacionadas con el corazón y los pulmones.

  • 20 sep 2023

REDACCIÓN. La población de los países más pobres sufre desproporcionadamente la contaminación del aire provocada por los incendios forestales y en campos en todo el mundo, según una investigación publicada el miércoles.

Los incendios de bosques, pastos y tierras agrícolas, ya sean planificados o no controlados, generan humo que puede viajar miles de kilómetros, con un impacto apreciable en la salud pública, incluido un aumento de la mortalidad y el empeoramiento de enfermedades relacionadas con el corazón y los pulmones.

La contaminación del aire causó unos 4,5 millones de muertes en 2019, según un estudio publicado en Lancet Planetary Health el año pasado.

En un nuevo estudio publicado en la revista Nature, los investigadores calcularon las cantidades diarias globales de partículas finas (conocidas como PM2,5) y las concentraciones de ozono superficial emitidas por los incendios no urbanos entre 2000 y 2019.

La contaminación atmosférica anual provocada por los incendios en bosques y campos en los países de bajos ingresos es aproximadamente cuatro veces mayor que en las naciones ricas.

África central, el Sudeste asiático, Sudamérica y Siberia experimentaron los niveles más altos.

RELACIONADA: El calor acelera el riesgo de infartos

Esa contaminación “podría ser peor en el futuro” a causa del cambio climático, según Shandy Li, profesora asociada de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia, coautora del estudio.

Unos 2.180 millones de personas al año en promedio estuvieron expuestas a al menos un día de contaminación atmosférica “sustancial” proveniente de focos de incendio en bosques y campos entre 2010 y 2019, un aumento de casi el 7% con respecto a la década anterior.

Eso incluye niveles promedio diarios de PM2,5 por encima de las pautas de la OMS (de 2021) de 15 microgramos por m3 de aire, allá donde la contaminación proveniente de focos de incendio representa al menos la mitad del total.

África tuvo el promedio más alto de días de exposición a una contaminación atmosférica “sustancial” por persona cada año, con 32,5, seguida de Sudamérica con 23,1.

Por el contrario, los europeos estuvieron expuestos a alrededor de un día de contaminación sustancial por año en promedio durante la década.

Los cinco países con el mayor promedio anual de días de exposición por persona a una importante contaminación provocada por incendios son todos africanos: Angola, República Democrática del Congo, Zambia, Congo-Brazzaville y Gabón.