El querer lucir como los famosos lleva a muchas personas a obsesionarse con los dientes blancos.
El querer lucir como los famosos lleva a muchas personas a obsesionarse con los dientes blancos.

Blancorexia, el enemigo que atenta contra sus dientes

Hay personas obsesionadas por tener los dientes blancos, al extremo que sin saberlo pueden llegar hasta perder parte de su dentadura

San Pedro Sula, Honduras.

¿Es una de esas personas obsesionadas por tener una sonrisa perfecta como los famosos o suele recurrir a constantes blanqueamientos dentales o recurre a métodos caseros? Déjeme decirle que usted tiene un trastorno llamado blancorexia.

Esta adicción o trastorno, que afecta tanto a hombres como mujeres, puede llegar a necesitar de la atención psicológica, como ocurre con otro tipo de obsesiones o manías.

EN DETALLE
Hilo
El uso del hilo dental una vez por día, sobre todo en la noche, puede evitar que le aparezcan caries.

Cepillado
Un correcto cepillado tres veces al día, no muy suave, ni tampoco brusco, le dará una buena higiene.

“Hablamos de situaciones que pueden llegar a ser compulsivas, obsesivas. Cuando un paciente empieza a abusar de los blanqueamientos dentales, el odontólogo está en la capacidad y la percepción de un diagnóstico para evitar que se llegue a extremos como la pérdida de una pieza dental”, dice Miguel Flores, especialista y decano de la Facultad de Odontología de la Unah.



Flores expresa que “el color de los dientes depende de cada persona, ya se nace con el color, y aunque no es malo tratar de cambiar el aspecto, se deben considerar varias situaciones para someterse a este proceso”.

El problema surge cuando este descontento se convierte en obsesión, algunas personas recurren a métodos ajenos al control de los especialistas en estética dental.

Según el decano de la Facultad de Odontología, una persona se puede someter a un blanqueamiento siempre y cuando no tenga hipersensibilidad dentaria extrema; si es leve se puede tratar.

Además, si una persona tiene caries no es candidata hasta que esa pieza dental sea saneada por completo. Es normal que con la edad los dientes amarilleen, pues desde que nacemos hasta que morimos los sometemos a una serie de condicionantes que provocan cambios en ellos, por eso es necesaria la visita al especialista por cada seis meses.

je-guiamedica3-090920(800x600)



Otros trastornos dentales

El especialista dice que hay varios trastornos dentales que son silenciosos y que pasan inadvertidos, como el uso inadecuado de la goma de mascar. Hay pacientes que abusan del chicle y esto provoca trastornos a nivel temporomandibular, a nivel de la articulación, que hace que la cavidad oral se pueda desarrollar al momento de habla.

Está el trastorno de cepillado brusco o extremista. Hacer un cepillado con una fuerza inadecuada puede provocar desgaste en el esmalte de los dientes, todo por la obsesión de lavarse bien. Morder lápiz o clavos son comportamientos inadecuados. Este tipo de trastornos solo dejan lesiones en cavidad oral.

Alerta con las bacterias

Más que preocuparnos por tener unos dientes superblancos es necesario cuidar de nuestra salud oral y evitar bacterias en nuestra boca, ya que estas pueden repercutir en infecciones en cavidad oral, provocando un aumento de enfermedades cardiovasculares.

Otro de los efectos de una salud bucal inadecuada; por ejemplo, en una mujer embarazada es que su bebé puede tener bajo peso al nacer o ser prematuro.

“Las bacterias que nosotros permitimos o que se desarrollan en nuestra cavidad oral claro que nos afectan otras partes de nuestro cuerpo. Recordemos que todo lo que ingresamos al organismo entra vía oral, y si no está completamente saludable, todo lo que ingresa a nuestro cuerpo va a ser inadecuadamente saludable”.

Proteja sus dientes

Atento con lo que come y bebe
Evite fumar, tampoco coma dulces, sobre todo pegajosos, no tome café ni vino tinto. No coma chocolates ni tome refrescos, sobre todo oscuros, así no tendrá problemas con el color de sus dientes.

Las vitaminas
Consumir los nutrientes adecuados ayudará a resistir infecciones y reducir la probabilidad de caries y enfermedad de las encías. Consuma vitaminas A, C, D y K y los minerales de calcio.

No los maltrate
No use los dientes para romper nueces, morderse las uñas, abrir paquetes o quitar las tapas de las botellas. De lo contrario, corre el riesgo de romper y erosionar los dientes debido a la presión.

comentarios