Los especialistas recomiendan que el paciente hable previo a la visita al consultorio y despeje las dudas en cuanto a las medidas de bioseguridad.
Los especialistas recomiendan que el paciente hable previo a la visita al consultorio y despeje las dudas en cuanto a las medidas de bioseguridad.

¿Será posible volver al dentista con normalidad sin pensar en el virus?

Los odontólogos han adquirido equipo y materiales para la desinfección y protección de paciente y para ellos mismos. Están en constante capacitación para seguir los protocolos

San Pedro Sula, Honduras.

Una visita al odontólogo requiere de un contacto más cercano y directo entre paciente y especialista, pero ¿será posible volver con tranquilidad sabiendo que la boca es uno de focos de infección del nuevo coronavirus junto con la nariz y ojos?

Miguel Flores, odontólogo con maestría en Odontología Integral Avanzada y decano de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), dice que las medidas de higiene que seguían los dentistas ya eran muy eficaces para controlar virus y otras enfermedades como la hepatitis B; pero ahora las han triplicado.

“Hemos adquirido nuevo equipo, materiales y nos estamos capacitando constantemente, siguiendo las medidas de bioseguridad. La mejor manera de cuidarse es siguiendo los protocolos de seguridad tanto para el paciente como nosotros como médicos”, expresa.

EXPERTO
Especialista en Odontología
Miguel Flores
Je-miguelflores500-190820(600x300)
“Los odontólogos estamos siguiendo los protocolos de desinfección y protección tanto para el paciente como para nosotros”

Toda la población debe aprender a convivir con la pandemia hasta que se disponga de una vacuna o, al menos, hasta que estén bien desarrollados los tratamientos farmacológicos, aunque haya la eficacia preventiva en las clínicas dentales, acostumbradas a mantener a raya a otros muchos virus y bacterias que habitan en la boca.

El primer paso, según el especialista, es que el paciente hable con el odontólogo antes y despejen todas las dudas, además de que se le indiquen los pasos a seguir para reducir al máximo cualquier riesgo.



“Es recomendable que el paciente antes de ser atendido haga un enjuague con algún astringente o solución acuosa, pero debe ser indicada por el especialista, aunque esto no significa que eliminen el virus de cuerpo, por lo menos durante la consulta dental disminuye la carga viral en boca”.

¿Y si me contagio?

El miedo a contagiarse del covid-19 está provocando que los hondureños descuiden su salud bucal, aunque es una reacción normal, el experto dice que los odontólogos han estado en constantes capacitaciones; asimismo, han invertido en equipo y materiales para la eficaz desinfección y protección ante el virus. Además están en constante capacitación para seguir los protocolos. La Unah lleva a cabo congresos virtuales para que los odontólogos hondureños utilicen las técnicas de bioseguridad.

Además: Secuelas del covid-19 que marcan la vida de los pacientes que han estado graves

Dentro de las medidas que los odontólogos hondureños están implementando es espaciar las citas con cada paciente con el fin de darles tiempo para que salgan del consultorio sin ver ni tener de frente a otros pacientes, aparte de que se gana tiempo para que se desinfecten con mucho cuidado los aparatos.

“Hemos sabido lidiar con enfermedades, y el covid-19 no será una excepción, pero todo dependerá también de la ayuda del paciente, que debe ser honesto a la hora de llenar una encuesta que les estamos elaborando para conocer si ha estado expuesto al virus o lo tuvo”, manifestó el especialista.

Descuido de la salud bucal

Retrasar la atención bucodental da lugar a un perjuicio de la salud general del paciente y a su vez dificulta la posibilidad de conservar piezas naturales, generando tratamientos más complejos y costosos a posteriori.

“Una de las enfermedades bucales más comunes entre los hondureños son las caries, pero lo que sí es riesgoso porque es silenciosa y puede provocar gran daño es el mal periodontal, que debilita estructura del soporte, como ser el hueso del diente. La gente lo ve blanco, sanos, pero son órganos que se van aflojando y el paciente puede experimentar que ya no tiene la firmeza de antes, por eso es la importancia periódica de ir al dentista para tratar a tiempo este tipo de problemas y solventarlos”.

Siga estas recomendaciones

-Es necesario cepillarse los dientes tres veces al día y si ha consumido dulces, sobre todo en los niños.

-El uso de hilo es superesencial porque el cepillo solo puede alcanzar los lados, arriba o abajo del diente.

-Cepille suavemente la lengua para eliminar las bacterias. Un enjuague bucal le ayuda a evitar el mal aliento.

-Su dentista lo ayudará a desarrollar buenas técnicas de higiene bucal y le detectará las áreas que demandan una atención especial.

comentarios