Los médicos han comprobado la eficacia de este medicamento en los pacientes con coronavirus.
Los médicos han comprobado la eficacia de este medicamento en los pacientes con coronavirus.

La FDA aprueba el uso de emergencia del remdesivir en la COVID-19

Los que recibieron el fármaco pudieron dejar el hospital en 11 días, en promedio, frente a 15 días en el grupo de comparación.

The New York Times.

Mientras el número de muertes por el coronavirus aumenta cada hora en EE. UU., la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó el uso de emergencia del primer fármaco que parece fomentar la recuperación de los pacientes con COVID-19.

El remdesivir, el antiviral intravenoso de Gilead Sciences, se usará en los pacientes hospitalizados con una "enfermedad grave", por ejemplo los que necesitan oxígeno suplementario o ventiladores para respirar, reportó Associated Press.

"Fue muy rápido en términos de una aprobación", señaló durante una conferencia de prensa del viernes el comisionado de la FDA, Stephan Hahn, y afirmó que el fármaco es "un importante avance clínico".

La agencia basó su decisión en los resultados de un estudio gubernamental que mostró que el remdesivir redujo el tiempo de recuperación en un 31% en los pacientes con COVID-19 en los hospitales, reportó AP.

LEA: Trump cree que EE.UU. logrará una vacuna "antes que finalice el año"

Los que recibieron el fármaco pudieron dejar el hospital en 11 días, en promedio, frente a 15 días en el grupo de comparación. El medicamento también podría ayudar a evitar las muertes, pero todavía no hay suficientes evidencias como para probarlo de forma definitiva, reportó AP.

Esa no fue la única buena noticia de esta semana en el frente médico de la pandemia de coronavirus.

La Casa Blanca anunció una iniciativa para producir una vacuna contra la COVID-19 que podría estar disponible en todo el país en enero.

El Presidente Donald Trump dijo que intentar producir unos 300 millones de dosis de la vacuna en ocho meses, suficientes para todos los estadounidenses, no es un exceso de optimismo, reportó el Washington Post.

¿Una vacuna para todos los estadounidenses en enero?

"No, no es una promesa exagerada. No sé quién lo dijo, pero sea cual sea el máximo, lo que podamos hacer humanamente, lo tendremos. Y esperamos desarrollar una buena vacuna", dijo Trump el jueves durante una sesión informativa del grupo de trabajo del coronavirus.

Incluso el calendario más breve de cualquier forma significa que no habría una protección completa contra el nuevo coronavirus hasta después de que la mayoría de los estadounidenses probablemente hayan vuelto al trabajo o a la escuela.

Se conoce como "Operación velocidad de la luz" ("Operation Warp Speed"), y la meta es haber producido cientos de millones de dosis en enero, comentó el jueves el Dr. Anthony Faucy, el principal experto en enfermedades infecciosas del país.

"Queremos ir rápido, pero queremos garantizar que sea segura y efectiva", declaró en el programa "Today". "Creo que es factible si las cosas se dan bien".

Es probable que sean buenas noticias para los millones de negocios que han tenido que cerrar sus puertas o reducir sus operaciones durante seis semanas de órdenes de confinamiento en casa; el jueves, el número de desempleados de EE. UU. aumentó en 3.8 millones de estadounidenses. Esto lleva el total de seis semanas a más de 30 millones de personas recién desempleadas, reportó el The New York Times.

Mientras el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. superaba 1 millón, y las muertes se acercaban a 65,000, Trump firmó una orden ejecutiva esta semana que obliga a las atribuladas plantas de procesamiento de carne a permanecer abiertas, de forma que el suministro de alimentos del país no se vea amenazado.

La orden usó la Ley de Producción de Defensa (Defense Production Act) para clasificar el procesamiento de la carne como una infraestructura esencial, de forma que los supermercados puedan seguir abasteciéndose de pollo, cerdo y otros tipos de carne, reportó AP.

Más de 20 plantas de envasado de carne habían cerrado debido a la presión de las autoridades locales y de sus propios trabajadores debido al virus. Otras han ralentizado la producción a medida que los trabajadores enfermaban o se quedaban en casa para evitar enfermarse, según la agencia de noticias.

comentarios