Más de 600,000 personas en el mundo se han recuperado del coronavirus.
Más de 600,000 personas en el mundo se han recuperado del coronavirus.

Pérdida de masa muscular y problemas neurológicos, las secuelas de la COVID-19

Las personas que se recuperan de esta enfermedad deben pasar por un proceso de rehabilitación, sobre todo por el sistema respiratorio y los problemas de ansiedad.

Redacción.

“Tuve que aprender a respirar de nuevo”, dice Paulo Alves, quien sobrevivió al COVID-19 tras haber estado ingresado en cuidados intensivos en un hospital de París, Francia, pues el tiempo bajo asistencia respiratoria deja secuelas y vuelve necesaria una larga rehabilitación.

En Honduras, hasta el 20 de abril son 30 las personas que han logrado ganarle la batalla al mortal coronavirus; sin embargo, ahora la lucha de ellos es recuperar su vida normal para superar este proceso.

Incluso después de que las personas con casos leves de COVID-19 de sienten mejor, una nueva investigación muestra que la mitad siguen teniendo el virus durante hasta ocho días tras la desaparición de los síntomas.



Los pacientes que salen de cuidados intensivos están demasiado débiles para regresar en seguida a casa, por eso es necesario que acudan a unidades de readaptación por respiración asistida o por centros de rehabilitación.

“El riesgo, que no es específico de la COVID-19, es perder mucha masa muscular, sufrir complicaciones musculares y neurológicas”, asegura la neumóloga Raymanond Prigent.

La nutricionista Danori Carbajal recomienda a las personas que se han recuperado del virus llevar una dieta a base de jugos naturales, frutas cítricas, proteína para recuperar el músculo y comer pollo o pesado”.

Además: Muere pacientes con COVID-19 frente al Leonardo Martínez

El coautor de un estudio, el doctor Lixin Xie, del Hospital General Chino PLA en Beijing, aconsejó que “si tuvo síntomas respiratorios leves por la COVID-19 y permaneció en casa para no infectar a las personas, alargue su cuarentena dos semanas más tras la recuperación para garantizar que no infecte a los demás”.

Secuelas psicológicas.

Además de la enfermedad, la soledad en habitación individual puede tener un impacto psicológico. “Vivo momentos de soledad enormes. Mis familiares no pueden venir. Las enfermeras no pueden permanecer en la habitación”, según relato de Paulo Alves.

Incluso curadas, estas personas corren el riesgo de sufrir “secuelas neurocognitivas, tipo estrés postraumático, ansiedad y depresión”, dice el experto Stéphane Petit Maire.

Algunos podrían sufrir “secuelas respiratorias, con dificultades en reposo o durante el esfuerzo, e incluso necesitar mantener una oxigenación a domicilio”, según este médico.

A los pacientes en casa, la fisioterapeuta les anima a permanecer activos: “Lavar los platos, hacer la cama, pasar el aspirador”. Y es que permanecer en cama podría acarrear “grandes secuelas”.

El seguimiento a domicilio parece indispensable, sobre todo para las personas solas o con necesidades específicas.

“Echaríamos a perder todo el enorme trabajo en cuidados intensivos si no nos hiciéramos cargo del paciente a posteriori”, comenta Bertrand Guidet, jefe del servicio de medicina intensiva en el hospital Saint-Antoine de París.


Consejos para recuperar la masa muscular


Consumir carbohidratos como el arroz, la papa, pastas, camote, elote, todos estos alimentos deben estar presentes en la dieta de las personas que se están recuperando del coronavirus.

Los jóvenes tienen gran ventaja porque se recuperan muy fáciles consumiendo mucha leche, cereales, frutas, pollo pescado, salmón y ensaladas. Ellos tienen un organismo que responde mucho mejor a un proceso como este que los deja bien debilitados.

La mayoría de las personas que han superado esta enfermedad quedan con inapetencia, por eso es necesario que tomen suplementos con Ensure o Wan Protein, que es un suplemento alimenticio que les ayuda a recobrar fuerza y a incentiva el apetito.

comentarios