Que aprenda a usar un calendario para anotar los días, intensidad y presencia de dolor para conocer sus períodos.
Que aprenda a usar un calendario para anotar los días, intensidad y presencia de dolor para conocer sus períodos.

Aumento de grasa corporal puede adelantar la primera menstruación

Es esencial que las niñas tengan una alimentación saludable para evitar problemas a futuro.

San Pedro Sula, Honduras.

Que su hija experimente la menarquia como se llama o primera menstruación a la edad adecuada es un buen síntoma de que madura con normalidad.

Algunas adolescentes la esperan con ansias, otras con miedo y temor o lo ven como algo molesto y desagradable.

Sépalo
La madre debe conocer si hay o no sangrado excesivo, de lo contrario buscar ayuda de un especialista.

La primera menstruación ya no es un tabú, en estos tiempos las niñas reciben charlas en las escuelas y también acceso al internet, pero sin duda alguna la madre será una excelente consejera.

Un proceso normal

“Lo normal es que las niñas la experimenten entre los 12 a 14 años, pero no quiere decir que hay niñas que no lo presenten antes. Una vez comienzan a salir los senos, dos años después generalmente viene la menarquia o desarrollo”, dice el ginecólogo Francisco Gómez.

Cuando aparezca la menstruación es una buena oportunidad para seguir hablando del desarrollo, la sexualidad, el cuidado anticonceptivo.

A la adolescente le puede ayudar mucho saber que no es la única en el mundo que ha pasado por estos cambios, eso "le dará apoyo y confianza. Saber de primera mano cómo ha sido el momento de su madre, hermana, que pasó o cómo lo solventó, la puede ayudar, y mucho. Es bueno aconsejarles que siempre deben llevar una toalla sanitaria.

La primera regla dura menos que las demás, 2 0 3 días en la mayoría, pero no existe un parámetro, comenta el especialista.

Aconsejable
1. Plática como amigas
Es necesario que las madres hablen de la primera regla como un tema cotidiano y enseñarles la higiene a seguir para evitar infecciones.
2. Orientación
De manera natural se sugiere decirle a la niña que su cuerpo ya está preparado para un embarazo, por ende educarlas en cuanto a su sexualidad.

“Cuando ella empiece a preguntar hay que responderle, no es ideal sentarla de un día para otro y decirle, hágalo como un tema cotidiano”.

Gómez dice que el consumo de grasas puede volver irregular los períodos. En el caso de las niñas y adultas que pierden peso por ejercicios extenuantes lo que ocurre es que tienen menos sangrado o no menstrúan.

Esté alerta

Las niñas que tienen mayor grasa corporal pueden desarrollar a temprana edad, entre los 8 a 10 años, y no solo eso, tienen mayor riesgo de diabetes, males cardiovasculares o cáncer de mama.

Es ideal que como madre vigile la nutrición de su hija. “Las niñas de hoy no están comiendo saludable, por eso están ocurriendo muchos problemas”.

comentarios