Las mujeres deben tomar en cuenta el hecho de madrugar, que según estudios, tienen ligeramente una baja en las probabilidades de contraer cáncer.
Las mujeres deben tomar en cuenta el hecho de madrugar, que según estudios, tienen ligeramente una baja en las probabilidades de contraer cáncer.

¿Le gusta madrugar? Con eso podría prevenir el cáncer de mama

Redacción

Si es una mujer a quien le encanta levantarse temprano, una nueva investigación tiene buenas noticias: usted tiene un riesgo ligeramente más bajo de desarrollar un cáncer de mama.

El análisis sugiere un pequeño aumento en el riesgo de cáncer de mama en las noctámbulas y las personas que tienden a dormir más de las siete u ocho horas usuales por noche.

“El sueño afecta a la salud”, dijo la coautora del estudio, Caroline Relton, profesora en la Universidad de Bristol, en Reino Unido.



“El estudio encontró evidencias de un efecto protector de la preferencia matutina en el riesgo de cáncer de mama”, señaló. Lo que el equipo del estudio no pudo determinar con los datos fue el motivo exacto de que el tipo de sueño (madrugadora o noctámbula) pudiera afectar al riesgo de cáncer de mama.

Algunos consejos

1-Cualquier pantalla que pueda ver sin luz adicional es una luz azul, y la luz azul le indica al cerebro que el sol está brillando y que deberíamos desactivar la producción de melatonina. Apague las luces azules más o menos una hora antes de irse a la cama para ayudar a mantener a su cuerpo más sintonizado con lo que fue diseñado para hacer.

2-Si tiene problemas para dormir, tomarse un complemento de melatonina alrededor de media hora antes de irse a la cama puede ayudar.

3-Los factores de riesgo como el consumo de alcohol y la obesidad aumentan el riesgo de cáncer de mama mucho más de lo que el patrón de sueño pudiera aumentarlo.

Producción de melanina

Eva Schernhammer, autora de un editorial publicado junto con el estudio, dijo que “un mecanismo posible podría relacionarse con un desfase entre los relojes internos y externos”. Schernhammer es catedrática de Epidemiología en la Universidad Médica de Viena, en Austria.

La alteración del ritmo circadiano normal puede afectar al funcionamiento del cuerpo. Un ejemplo es la variación normal en los niveles de serotonina, comentó. La serotonina es una hormona que se produce de forma natural.

El especialista Daniel Barone expresó que la melatonina es un potente antioxidante. “Si se reduce la melatonina, es posible que eso conduzca a una respuesta inflamatoria en el cuerpo”, planteó. La inflamación se ha vinculado con el cáncer y otras afecciones de la salud.

La dieta podría ser un motivo. Los expertos dicen que es más difícil encontrar opciones de alimentos nutritivos de noche. La dieta puede tener un impacto en el riesgo de enfermedad cardiaca y cáncer de mama.

je-cancermama2-091019(800x600)
En sus manos está prevenir el cáncer de mama, hágalo ya, después puede ser tarde.



El nuevo análisis observó a dos grandes grupos de datos, que incluían a unas 400,000 mujeres.
Estudios anteriores han preguntado a las mujeres sobre su tipo de sueño: si preferían la mañana o la noche, cuánto tiempo dormían y si tenían insomnio o no.

Pero estos investigadores controlaron los datos para tomar en cuenta otros factores que pueden afectar al riesgo de cáncer de mama, como la obesidad, los antecedentes familiares de cáncer de mama, el consumo de alcohol y el tabaquismo.

Las mujeres que dijeron que preferían las mañanas tenían ligeramente menos probabilidades de desarrollar un cáncer de mama. Los investigadores apuntaron que las madrugadoras tenían más o menos un caso menos de cáncer de mama por cada 100 mujeres, en comparación con las noctámbulas.

Estudios anteriores han sugerido que los turnos nocturnos de trabajo aumentan el riesgo de las personas en desarrollar cáncer, y parte de la culpa se debe a la falta de exposición a la luz solar. Esto ocurre, según se cree, por falta de melatonina, una hormona que se cree está relacionada en la protección contra el cáncer de mama.

10 datos sobre el cáncer

1

fallecimientos


Cerca del 16% de las personas fallecen como consecuencia del cáncer. En 2015, 8.8 millones de personas murieron, casi uno de cada seis muertos en el mundo.

2

problemas financieros

Más del 70% de los muertos por cáncer se producen en países de ingresos medianos o bajos.

3

tipos de cáncer

Los cinco tipos de cáncer que en 2015 causaron un mayor número de muertes en los varones de todo el mundo fueron el de pulmón, hígado, estómago, colorrectal y de próstata.

4

en mujeres

Los cinco tipos más frecuentes de cáncer que causaron mayor número de muertes en las mujeres fueron, por orden de frecuencia, el de mama, pulmón, colorrectal, cervicouterino y de estómago.

5

cuidado con el tabaco

No fumar tabaco puede ayudar a prevenir el cáncer. Entre el 30% y el 50% de los cánceres se pueden evitar. El tabaquismo, que ocasiona aproximadamente el 22% de todas las muertes por cáncer, es la principal causa prevenible de cáncer en el mundo.

6

otras afecciones

La vacuna protege de las infecciones causantes de cáncer. En 2012, el 25% de los nuevos casos diagnosticados en los países de ingresos medianos y bajos se debió a infecciones causantes de cáncer. Los papilomavirus humanos producen cáncer cervicouterino y el virus de la hepatitis B, cáncer de hígado. La vacunación contra estos virus podría prevenir 1.1 millones de casos de cáncer cada año.

7

acceso a tratamiento

En los países de ingresos bajos, pocos pacientes tienen acceso al tratamiento del cáncer.
En 2015, menos del 30% de los países de ingresos bajos han informado que ofrecen tratamiento a los enfermos de cáncer, mientras que en los países de ingresos altos este porcentaje es superior al 90%.

8

impacto económico

El cáncer representa una carga considerable para la economía mundial. El impacto económico del cáncer es significativo y sigue creciendo. Se ha calculado que el costo económico total de cáncer en 2010 fue aproximadamente de 1.16 billones de dólares.

9

no todos tienen privilegios

¿Quién tiene acceso a los cuidados paliativos? Solamente alrededor del 14% de las personas que necesitan cuidados paliativos en el mundo reciben estos servicios.

10

una lucha

Falta de datos impide aplicar políticas de lucha contra este mal. Solo uno de cada cinco países de ingresos medianos o bajos dispone de los datos necesarios para impulsar las políticas de lucha contra la enfermedad.

comentarios