25/05/2024
10:45 AM

Bienvenida a la Navidad

La tradición de poner guirnaldas, coronas navideñas y otros adornos para dar la bienvenida a la Navidad es una tradición tan vieja como instalar el árbol.

La tradición de poner guirnaldas, coronas navideñas y otros adornos para dar la bienvenida a la Navidad es una tradición tan vieja como instalar el árbol.

Pero la elaboración de la corona de adviento tiene un significado que va más allá de la estética. Bien realizadas con ramas secas, con plantas naturales o tela de colores y todas ellas adornadas con flores, frutas, lazos o frutos secos, son signo de poder y dignidad de las personas que habitan en la vivienda, además son símbolo de la vida eterna, dice el decorador de Jorge J. Larach, Bayron Ruiz.

La tradición de colocarla en la puerta es para recordar que la natividad está cerca y con ello se pide luz y armonía para todos los miembros de la casa. Hoy en día se pueden realizar con diferentes materiales, pero tiene que ser de hojas de pino y no le pueden faltar las pascuas navideñas.

Pasos

1. Para elaborar una corona navideña ésta tiene que ser de pino. En muchas tiendas ya las venden listas solo para decorar. El verde follaje representa que Cristo está vivo entre nosotros, además su color verde recuerda la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza que se debe cultivar durante el adviento.

2. Una vez extendido el follaje de la corona se instalan las luces navideñas, para que luzca bien llamativa, por tradición la corona lleva cuatro velas y éstas se colocan en la mesa donde se servirá la cena, pero también puede instalarla en la puerta, además puede decorarla con destellos que simbolizan la luz para el hogar y así cada persona que lo visite lleve buenos augurios.

3. El chongo puede hacerlo con cinta ancha, maya y otros materiales de su preferencia. Recuerde que éste puede colocarse en la parte de arriba o abajo ya que es más un detalle decorativo para que la corona luzca bonita y llena de vida.

4. Una vez realizado y colocado el chongo, el resto de cinta se enreda en todo el círculo de la corona hasta rellenarla por completo. Se pueden usar varias cintas en distintos colores; sin embargo, puede optar por los tonos tradicionales de la Navidad como el verde, rojo y el blanco. Aunque para esta temporada los colores terracota, el negro, turquesa y el plateado son la tendencia.

5. No deben faltarle las tres pascuas; pueden ser las clásicas en rojo o las más modernas que vienen escarchadas y con telas más elaboradas. éstas deben colocarse separadas. También puede optar por colocar ángeles y otros detalles navideños, aunque lo ideal es que la corona no tenga tantos detalles porque no se podrá apreciar el sentido de la misma.

6. Lo que queda al gusto de la persona es decorarla con ramas secas, palmas, guías de guirnaldas, bellotas de pino y todos los accesorios pequeños que tenga a su alcance. Recuerde que primero se decora con los elementos básicos que son el verdadero significado de la corona y si queda espacio puede agregarle otros detalles.