Más noticias

Confianza busca dar garantías sin intermediarios

Cambios. El nuevo producto se estaría iniciando el próximo año con un programa piloto en Tegucigalpa.

Más de L 6,600 millones en créditos ha desembolsado el sistema financiero hondureño de 2015 a la fecha, los cuales han sido avalados por Confianza.
Más de L 6,600 millones en créditos ha desembolsado el sistema financiero hondureño de 2015 a la fecha, los cuales han sido avalados por Confianza.

Tegucigalpa, Honduras.

Confianza, el Fondo de Garantía Recíproca, busca convertirse en un aval de primer piso. Para ello deberá realizar cambios significativos como aumentar su patrimonio, hacer reformas y ampliar su cobertura. Asimismo, crear nuevos productos que permitan mayor acceso al crédito, que es uno de los retos que enfrenta el hondureño, ya sea la Micro, pequeña y mediana empresa (Mipyme) y los productores que quieren comprar una vivienda.

Entre los productos financieros que analizan agregar está el de la garantía individual, comentó Francisco Fortín, gerente general de Confianza.

Fortín explicó que la iniciativa surge luego de conocer las conclusiones de un estudio realizado recientemente con el gobierno de Corea de Sur, en el que se comparó el desarrollo que ha tenido en ese país en el tema de garantías con lo que se tiene en Honduras.

Las cifras
El 99% de los préstamos avalados por Confianza han sido pagados.
Del 1% es el índice de siniestralidad o mora reportado, equivalente a 10 millones de lempiras en 4 años.
87,000 garantías ha emitido Confianza en cuatro años, de las cuales el 57% ha sido para la Mipyme.

“Hoy por hoy Confianza atiende con sus garantías por medio de las instituciones financieras, pero estamos evaluando emitir directamente nosotros la garantía”, anunció el ejecutivo en entrevista con D&N.

Estimó que “a inicios del próximo año podríamos estar haciendo los primeros ensayos, ya estamos trabajando en toda la estructura”.

Inicialmente se iniciará en Tegucigalpa como el primer proyecto piloto para lo cual están realizando un estudio para analizar la demanda potencial y determinar el monto para ese nuevo fondo.

Si Confianza se convierte en un aval directo permitirá que las Mipymes participen en procesos de licitación de servicios o compras, por ejemplo.

También podría agilizar el proceso de aprobación de créditos al ir con la garantía aprobada al sistema financiero (bancos, cooperativas o microfinancieras).

La garantía individual dependerá de la autorización de la Comisión Nacional de Banco y Seguros (CNBS), del apoyo económico del sector financiero y del gobierno, ya que es necesario aumentar el patrimonio de Confianza de 500 a 1,000 millones de lempiras.

JI-Garantias-090719(1024x768)

También se contemplan acuerdos con socios estratégicos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Mundial (BM).

“La idea es muy buena, pero habría que ver cuál es el negocio de Confianza, qué pide a cambio de la garantía”, comentó el economista Claudio Salgado.

También tendría que analizarse cuál es el mercado que van a atender porque el sector de la Mipyme es muy amplio, agregó Salgado.

De acuerdo con las autoridades, Confianza cobra una prima de 2% en promedio por garantía para constituir las reservas para garantizar el pago de los préstamos.

Otras recomendaciones

Para alcanzar el desarrollo, el enfoque debe ir hacia tres tipos de garantía: Para la Mipyme, la innovación y tecnología, y para el desarrollo agrícola. En Honduras falta atender la innovación y la tecnología.

Otra de las conclusiones es que Confianza debe mejorar el monto que avala, que actualmente es de hasta 50,000 dólares (1.2 millones de lempiras). La idea es que puede subir a 75,000 o 100,000 dólares.

“Es bueno apoyar al micro, pero hay que prestarle especial atención al pequeño y al mediano porque son los que tienen las capacidades para generar más rápidamente empleo y de incorporar tecnología para mejorar su productividad, que desarrolla capacidades de exportación”, comentó Francisco Fortín.

La institución está recibiendo apoyo del BCIE y de la Asociación Latinoamericana de Instituciones de Garantías (Aliga).

Los resultados

Confianza inició operaciones en 2015 con 88 millones de lempiras de patrimonio y emitió 600 garantías en el primer año.

Sin embargo, ha registrado un acelerado crecimiento al nivel que este año puede llegar a alcanzar más de 40,000 garantías en un año. A la fecha se han avalado 87,032 créditos por un monto que el sistema financiero ha desembolsado por 6,600 millones de lempiras.

Actualmente maneja cuatro fondos: Mipyme, agro, vivienda social y el de café.

Momento del cambio para la empresa del futuro: Claudia Díaz, directora de Desarrollo Institucional y Comunicaciones de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Empresarial (Fundahrse).

Hoy en día las empresas, a nivel internacional, que no asumen el reto de contribuir a un desarrollo económico, social y medioambiental sostenible, con carácter general, pierden cuota de mercado y ponen en riesgo la continuidad de sus negocios, lo que eventualmente sucederá en los países que están aún en desarrollo.

Las empresas con visión de futuro ya están trabajando en este sentido con un impacto significativo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto a través de: Desarrollo de un conocimiento profundo de cómo sus actividades se traducen en impactos económicos, ambientales y sociales en el contexto de los ODS; estableciendo metas ambiciosas en la implementación de los ODS, incluyendo la incorporación de prácticas empresariales responsables de manera transversal en sus estrategias y operaciones.

Asimismo, persiguiendo el impacto de sus contribuciones a la Agenda 2030 mediante un firme compromiso con los principios universales que regulan los derechos humanos, la igualdad y el medio ambiente; y desarrollando soluciones empresariales que abordan los retos de la sostenibilidad.

También colaborando con sus socios en el desarrollo de una visión colectiva y de hojas de ruta para la transformación sectorial; trabajando entre sectores para ayudar a transformar de manera absoluta los sistemas económicos; divulgando el desempeño y progreso en los ODS; y apostando públicamente por políticas clave y mecanismos de financiación que serán decisivos.

El futuro sostenible requiere ir más allá de las soluciones convencionales de una mejor tecnología y política. Para dar el paso hacia la sostenibilidad, la empresa debe tener una base sólida.
Una empresa antes de embarcarse en este proceso debe tener abordado otros requerimientos básicos, como es el cumplimiento legal y la responsabilidad social corporativa que conlleva también la transparencia y rendición de cuentas.

El aporte a la sostenibilidad desde el punto de vista empresarial requiere de una transformación desde el más alto nivel de la organización, requiere impulsar el cambio y el momento de ese cambio fue hace treinta años, según expertos en sostenibilidad, y el nuevo momento de ese cambio es hoy