Más noticias

Drones para el agro afianzan su vuelo en Honduras

En junio próximo, la startup Hylio iniciará operaciones en el mercado nacional.

Jonathan Ayala, Max Menéndez, Salvador Ramírez y Boris León representaron a Hylio en la exposición que organizó Fhia. Foto: Jorge Gonzales
Jonathan Ayala, Max Menéndez, Salvador Ramírez y Boris León representaron a Hylio en la exposición que organizó Fhia. Foto: Jorge Gonzales

Comayagua, Honduras.

La tecnología aplicada al agro ofrece múltiples posibilidades para el trabajo de campo, por medio de herramientas adaptadas a las necesidades de los productores.

Los agricultores de todo el mundo están en constante presión debido al crecimiento demográfico global, que a su vez implica mayor demanda de alimentos. Según proyecciones de las Naciones Unidas, la población mundial aumentará 72% entre 1995 y 2050.

Una de las propuestas de valor para la transformación digital del sector viene del uso de drones en la agricultura, innovación que en los próximos meses también volará en el mercado hondureño.

La startup Hylio, con sede en Houston, Texas, realizó una prueba de drones para la fumigación de cultivos durante la Jornada técnico-científica: aportes para el desarrollo hortícola nacional, que organizó la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (Fhia) en Comayagua.

fr-dobledinero-020419 (1)(800x600)
Durante la jornada científica de la Fhia en Comayagua, la empresa estadounidense hizo una demostración de drones para la fumigación de cultivos.

La iniciativa tecnológica surgió en 2015 cuando tres estudiantes de la Universidad de Texas pensaron en la manera de democratizar la tecnología y dársela a las comunidades y empresas de todos los tamaños, no solo en Estados Unidos, sino en toda la región.

El drone es económico, mucho más preciso, elimina al máximo la deriva, que es un problema cuando hay cultivos adyacentes, y también es bastante rápido. Hemos hecho muchas aplicaciones en caña de azúcar, maíz arroz, frijol, hortalizas, sandía, melón, okra, piña y pepino”, explica Salvador Ramírez, director de operaciones de Hylio.

La compañía estadounidense inició operaciones comerciales en junio de 2018 en El Salvador, y para mediados del presente año concretarán su expansión en Guatemala y Honduras.

Sobre la intención de afianzar su presencia en Centroamérica, Ramírez refiere que “es una combinación de la ambición expansiva que queremos tener, somos una startup que está iniciando; pero también sabemos que hay una gran demanda. Los métodos tradicionales tienen problemas de precisión y desperdicio”.

La empresa emergente posee el drone para la agricultura más fuerte y resistente del mercado, con un software inteligente que permite evadir obstáculos y aplicarse en parcelas o áreas de difícil acceso.

El equipo multidisciplinario de Hylio está compuesto de ingenieros aeroespaciales, agrónomos, agroindustriales y de software que han desarrollado tecnología de enjambre para aplicaciones agrícolas, es decir, con un piloto y una laptop pueden controlar de forma simultánea cinco drones.

Podemos atender desde pequeños hasta grandes productores. Por ejemplo, hacemos trabajos de 35 hectáreas por un día, que ya puede ser un productor pequeño, o contratos de 5,000 hectáreas y con base en ello definimos cuánto equipo de trabajo se va a necesitar”, agrega Ramírez.

fr-dobledinero-020419(800x600)
Eficiencia de los equipos. Con el uso de drones, los productores reducen los costos de operación a través de procesos más sencillos y menos desperdicios.

En una hora, un drone abarca siete hectáreas y con la tecnología de pilotaje de cinco de forma simultánea el alcance llega hasta las 35. “Un productor pequeño tiene que recurrir a métodos tradicionales que son más costosos, lentos, y que exponen la salud de quienes lo operan”, explica el director de operaciones de Hylio.

Según el calendario de la startup, para junio estarán formalmente constituidos y operando; mientras tanto, aún están definiendo el municipio adonde estará la oficina principal, conforme donde esté la mayor concentración de sus clientes.

Acciones. El representante del BID en Honduras, Eduardo Marques Almeida, durante el recién celebrado Congreso Internacional de Innovación Tecnológica en el Sector Agropecuario (Agrotech) recalcó la necesidad de una transformación tecnológica para satisfacer las aspiraciones de un sistema alimentario eficiente, sostenible e inclusivo. “Las tecnologías de la cuarta revolución industrial (big data, Internet de las cosas, inteligencia artificial, la agricultura de precisión, robótica, machine learning, blockchain) pueden influir en los sistemas alimentarios y ayudar a moldear su transformación”, afirmó durante el evento celebrado en la Capital Industrial.