“Nos enfocamos en promover la calidad académica”: Emma Mejía

Mejía dice que la visión de su presidente les permite estar a la vanguardia para ser líderes.

La mercadóloga habló con LA PRENSA sobre su experiencia y cómo ha logrado a través de sus estrategias de comunicación incrementar el número de estudiantes en los últimos años.Foto: Yoseph Amaya
La mercadóloga habló con LA PRENSA sobre su experiencia y cómo ha logrado a través de sus estrategias de comunicación incrementar el número de estudiantes en los últimos años.Foto: Yoseph Amaya

San Pedro Sula.

La experiencia y la preparación profesional obtenida dentro de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH) han sido claves para que Emma Mejía después de cinco años de ser la encargada de mercadeo de la institución se convierta en la nueva directora corporativa de Mercadeo de esa universidad y de las financieras del empresario Roger Valladares. La mercadóloga habló con LA PRENSA sobre su experiencia y cómo ha logrado a través de sus estrategias de comunicación incrementar el número de estudiantes en los últimos años.

¿Qué ventajas le dio ser estudiante de UTH antes de ser la directora de Mercadeo para desarrollar mejor su trabajo?
La Universidad me permitió conocer toda las bondades que tenemos, la formación de nuestros docentes, que en su mayoría son preparados con maestrías y doctorados. También conocer el producto como tal, la metodología de enseñanza a través de casos de Harvard en la áreas de licenciatura y en la áreas de ingeniería, aprendemos la metodología o la filosofía de aprendiendo haciendo.

Perfil:
Emma Mejía
Ciudad
San Pedro Sula
Profesión
Licenciada en Mercadotecnia de la UTH con posgrado en Dirección de Mercadeo y Negocios en UTH Florida University
Cargo
Directora corporativa de Mercadeo de UTH y empresas financieras

La profesional se desempeñó durante cinco años en la gerencia de Mercadeo de la UTH, logrando que la matrícula se incrementara entre 10% y 15% en los últimos años.

Gracias a que yo como estudiante viví la realidad de lo que son nuestros servicios me permitió generar campañas de mercadeo que fueran reales, hablando desde mi experiencia como estudiante en representación de los más de 23,000 estudiantes que hemos matriculado en lo que va de este año

¿Cómo diseñan sus estrategias de mercadeo para lograr los objetivos?
Siempre están centradas en la calidad académica, confiamos mucho en el producto que ofrecemos; de hecho, el 96% de nuestros estudiantes de UTH ya están ejerciendo en sus ocupaciones laborales, entonces nos gusta demostrar a través de nuestras campañas la calidad educativa y del producto.

Otra estrategia es que tenemos un equipo muy unido y profesional en la Universidad, y es una de mayores ventajas porque garantizamos una excelente relación que se proyecta a los estudiantes, lo que hace que los estudiantes tengan un 90% de retención, y eso es gracias a la fidelidad que hemos obtenido con la marca.

¿Cómo identifican el público al que quieren llegar?
Cada vez que nosotros hacemos estrategias de mercadeo tratamos de segmentar cada uno de nuestros diferentes tipos de mercado, tenemos estudiantes en pregrado como en posgrado. En pregrado enfocamos nuestros canales digitales que es una de las mayores tendencias que hay hoy en día; de hecho, UTH es la universidad privada con mayor número de seguidores en la parte digital, ha sido uno de nuestros canales de comunicación, además de las diferentes herramientas que utilizamos de geolocalización a través de diferentes plataformas que nos ofrecen nuestros proveedores y los medios tradicionales.

¿Cómo planea diseñar las estrategias con su nuevo cargo?
Primero confiando en Dios porque nos da la sabiduría a diario, y segundo con el equipo de trabajo gracias a que nuestra universidad es la fuente de preparación en casi todas las empresas en las que estamos, confiamos en la calidad del talento humano. Además con nuestro presidente -Roger Valladares- estamos a la vanguardia, lo que facilita que las marcas estén bien posicionadas

¿Qué representa este nuevo reto en su carrera profesional?
Es una satisfacción personal y profesional, siempre le doy gracias a Dios y agradecida también por la formación obtenida en la Universidad, ya que de algún modo me permite argumentar que las estrategias aprendidas en el salón de clases funcionan en el mundo laboral.

La Prensa